De izquierda a derecha el alcalde de Talavera de la Reina, Jaime Ramos Torres; Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, y la alcaldesa de Segovia, Clara Isabel Luquero de Nicolás.

De izquierda a derecha el alcalde de Talavera de la Reina, Jaime Ramos Torres; Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, y la alcaldesa de Segovia, Clara Isabel Luquero de Nicolás.

Empresas

Telefónica hará que en Segovia y Talavera haya más 5G que cochinillo y cerámica

Lanza un proyecto que pretende convertir estas ciudades en “laboratorios vivos” para desarrollar nuevos casos de uso.

La tecnología 5G llegará en unos años para quedarse, aunque aún no está del todo claro cuántas cosas aportará a nuestras vidas. Para ir preparando el camino, Telefónica ha preparado un proyecto, Ciudades Tecnológicas 5G, que le servirá para hacer pruebas con esta tecnología y combinar el despliegue tecnológico con las nuevas posibles utilizaciones.

Aquí Telefónica no va a hacer experimentos con gaseosa, sino en los centros urbanos de dos importantes ciudades españolas, Segovia y Talavera de la Reina, que harán de conejillos de indias, lo que permitirá a sus habitantes disfrutar, antes que nadie, de servicios avanzados.

En la presentación del proyecto, que se llevó a cabo en el Distrito C, se hizo mucho hincapié en que no se trata de “poner un nodo para conseguir titulares”. El objetivo es tener tecnología comercial estandarizada funcionando y ver cómo funciona. ¿La inversión? El presidente de Telefónica de España, Luis Miguel Gilpérez, no se metió en ese charco. Habrá que ir viendo en función de cómo van las cosas.

Además, la fórmula utilizada, con Ericsson ‘trabajándose’ Talavera y Nokia dedicada a Segovia, hace pensar que hay un cierto componente de concurso de méritos de cara al futuro. Las partes, eso sí, lo niegan. Insisten en la parte colaborativa del proyecto, en que hay una relación de socios y no de proveedores-clientes y en que hay más partes involucradas, entre ellas los ayuntamientos respectivos y otros agentes como Huawei, Seat o Ficosa.

Gilpérez afirmó que este proyecto será, para Telefónica, “una nueva fase de nuestro desarrollo tecnológico para ser referente a nivel mundial".

Dos ciudades, dos empresas

El proyecto afectará a dos ciudades con problemáticas diferentes. Segovia, con 53.000 habitantes, es una ciudad muy universitaria y con mucho crecimiento del turismo pero que se queda sin jóvenes, una tendencia que el Ayuntamiento intenta revertir. En Talavera, con una población de 83.300, el principal problema es el paro juvenil.

¿Servirá esta tecnología para crear casos de uso de la mano de la sociedad como quieren las compañías involucradas? El objetivo es tener redes capaces de alcanzar hasta 10Gbps, con bajas latencias (1-5 milisegundos) y alta capacidad (que multiplica por cien el número de dispositivos conectados a la misma antena frente a la 4G).

Videojuegos competitivos, drones, servicios turísticos con realidad virtual o aumentada, gestión de procesos críticos en remoto y coches conectados son algunos de los usos que se investigarán durante las tres fases del proyecto. Un momento especialmente interesante será la representación de la primera obra de teatro de realidad mezclada, una representación de La Celestina que se representará en Talavera. Ciudad de la que su autor, Fernando de Rojas, fue alcalde mayor.

Distintas fases

El proyecto se desarrollará entre 2018 y 2020 en el núcleo urbano de ambas ciudades y en la primera parte del proyecto, durante este año, la red 5G tendrá que apoyarse en la actual de 4G hasta que, finalmente, pueda andar sola. Joaquín Mata, director de Operaciones, Red y TI de Telefónica, destacó que una de las ventajas de empezar así es que esto permitirá adaptar los sistemas de la compañía con tiempo suficiente y planificar de forma óptima el despliegue en el resto de la red nacional. Para él, una de las claves del proyecto está en que sea todo tecnología estandarizada y comercial, no pruebas cerradas de concepto.

Seat y Ficosa, por ejemplo, trabajarán en aplicaciones de coche conectado capaces de conectar el vehículo con la infraestructura vial y los ciudadanos para la mejora de la seguridad y de la gestión del tráfico.

José Antonio López, presidente de Ericsson España, afirmó que “la tecnología 5G tendrá un enorme impacto en la experiencia de los usuarios y la transformación digital de las ciudades e industrias” y que su compañía “ya trabaja con más de 35 socios en el mundo para desarrollar casos de uso que preparen las ciudades conectadas del futuro”. Asimismo, destacó que “entre los más importantes en España están los relacionados con el turismo, que hemos trabajado con FITUR y que estamos demostrando en estos días”.

Para el futuro del proyecto, todas las partes insistieron en el papel de los medios como prescriptores de esta tecnología. Ya saliendo de la presentación, el presidente de Telefónica de España dijo a los periodistas presentes: “Si no apoyamos esto entre todos no tendremos ni 5G ni Comando G”.