Marisa Paredes: Ya está bien de sentirnos explotadas y humilladas.

Marisa Paredes: "Ya está bien de sentirnos explotadas y humilladas". EFE

Cine Cine Español

Marisa Paredes: "Ya está bien de sentirnos explotadas y humilladas"

La actriz ha atendido a los medios antes de recibir el Goya de honor en la gala del próximo 3 de febrero.

La actriz madrileña Marisa Paredes, Premio de Honor en la próxima edición de los premios Goya, ha apoyado hoy a las actrices americanas que "han tenido el valor" de denunciar los abusos machistas que han sufrido durante años y ha declarado, en su nombre, que "ya está bien de sentirnos explotadas y humilladas ". "Han tenido mucho valor para denunciar momentos muy duros que han vivido (las americanas). Tienen no solo el derecho; es que destaco que hayan tenido el arrojo de decirlo en público y defender algo que es su propia autoestima. Ya está bien -consideraba la actriz madrileña (1946), poniéndose en su lugar- de sentirnos explotadas y humilladas".

Considera esas denuncias "un gran avance en cuanto a la libertad de expresión de las mujeres y de su capacidad de mostrar cosas por las que han sentido con un dolor enorme y en un momento determinado lo sacan. Chapó", ha resumido. E, inmediatamente, sobre sus colegas francesas que firmaron un escrito en defensa del juego la seducción y de no sacarlo de contexto, Paredes ha dicho que cree que "tienen sus razones" que no conoce y no va a comentar, aunque opina que lo ve más como "una confusión", que lo que querían pedir era que el tema "no se sacara de madre". "Si ellas han pensado que hay que tener cuidado con eso y que se podría llegar a una caza de brujas, creo que ahí está mal entendido el discurso de las norteamericanas. Frente a eso no hay crítica -afirma-, es algo de lo que todas, creo yo, sentimos orgullo".

También preguntada por el último estudio de la Asociación de Artistas Intérpretes Sociedad de Gestión (Aisge), en el que se denuncia la escasa presencia de la mujer en el cine, Paredes ha opinado que están dando "pasos de gigante" y las mujeres empiezan a tener una importancia equivalente "al desarrollo de la vida". "Sería absurdo que el cine no reflejase eso o que solo diera el punto de vista masculino. Y no es una cuestión sensual o sexual -agrega-: tiene que ver con que las mujeres siempre hemos estado detrás".

Pero lo importante, ha precisado, es que "eso siga, que no se quede ahí como si fuera coyuntural o que tenga que ver con el momento, sino que funcione y contribuya a que tenga continuación". Será la sexta mujer en recibir este reconocimiento, el Goya de Honor, tras Rafaela Aparicio, Imperio Argentina, Josefina Molina, Concha Velasco y Ana Belén.