Ania Iglesias (47 años) se encuentra en uno de los momentos más plenos y felices de su vida. En su faceta profesional, sigue en el teatro con su obra Reciclando a un famoso -que llegará el 21 de agosto a Montroy (Valencia) y el 28 de septiembre a Alcobendas (Madrid)-. En su parcela más íntima, sonríe junto a su razón de amor. Tras algo más de año y medio de relación con su pareja, Javier Fandiño, ambos han decidido contraer matrimonio civil en el verano de 2020.

Noticias relacionadas

En conversación con JALEOS, la vallisoletana ha mostrado su ilusión por este enlace sobre el que comenta que quiere que sea algo multitudinario, en el campo y al más puro estilo americano.

Ania Iglesias en una imagen de su Instagram.

Ania, ¿feliz con la boda?

Muy contenta. Feliz. ¿Sabes qué pasa? La noticia saltó como a lo tonto. Nos casamos, sí, pero no ha habido la típica pedida de mano, aunque Javi me ha dicho que la voy a tener y que voy a flipar.

¿Cómo va a ser la boda?

Estamos contrarreloj porque los sitios típicos de boda van con mucha antelación. No va a ser una boda convencional. Lo único convencional es que habrá vestido de novia. Será el año que viene, este año no me da tiempo ni de broma y será en verano. 

¿En su tierra o en la del novio?

Yo soy de Valladolid y él es madrileño... En mi tierra no lo creo, porque como queremos hacer algo original y curioso y no sé si allí habrá el sitio que tenemos en la cabeza. 

Ustedes adoran la playa, ¿será boda en la playa?

En una primera idea lo pensamos. Dijimos de hacerlo en Las Dalias, en Ibiza, porque Javi también tiene ese punto hippie, ibicenco y enamorado de Ibiza, pero claro, ¿cómo trasladamos a los invitados? Es difícil. Al final dijimos, 'el año que viene nos casamos solos allí'. No lo haremos en la playa. La idea es que venga todo el mundo que quiera. Yo voy a hacer una boda diferente. Para mí va a ser la celebración del amor, que todo el que quiera tenga su cabida. Yo no quiero una boda íntima. Estoy deseando decirle a todo el mundo 'qué bonito es esto'. Para tener un sitio con las puertas abiertas tiene que ser un sitio tipo campo. A mí me encanta la naturaleza, soy clásica, me gustan las bodas estilo americano, con césped, velas, flores...

Ania Iglesias y su futuro marido, Javier Fandiño.

¿Será religiosa?

No, porque además Javi ya se casó por la iglesia en su momento. Probablemente el maestro de ceremonias será una persona conocida, un amigo famoso.

¿Se pude saber saberlo?

De momento, no. 

¿Y a quién invitará del universo Telecinco?

Mis compañeros de Gran Hermano por supuesto están invitados y comprendo que quien no pueda venir, no venga, o quien no quiera. Estarán invitados los compañeros de Gran Hermano con los que tengo relación, hay otros a los que les tengo perdida la pista. Pero sí, entre los invitados estarán Ismael Beiro, Iván Armesto, Silvia, Jorge, Koldo... 

¿Algún famoso más?

Javi es muy amigo de Raquel Mosquera. Raquel es su peluquera de toda la vida. Es una mujer encantadora, yo le tengo cariño... Vivimos muy cerca y él empezó a ir a esa peluquería hace 14 años. De hecho, él solo quiere que le toque el pelo Raquel. También invitaremos a actores, compañeros de la profesión... 

¿Qué tiene Javi para haberla conquistado?

Javi es un hombre responsable, educado, tiene un carácter extraordinario. Tiene un concepto del amor muy parecido al mío. Para él, lo primero es la familia. Al final, la familia la construye conmigo: somos nuestra propia unidad familiar. Él no ve el amor desde una parte carnal, que también la hay, pero no es lo prioritario. Si solo se sujeta ahí, malo. Eso se acaba. Javi es una persona muy honesta. Me trata como una reina. Yo no soy una mujer caprichosa, no tengo a nadie de taxista, no me van esas cosas, pero desde que abre el ojo y lo primero es '¿cómo ha dormido mi niña?', 'te quiero', 'te amo'. No hay ni un solo día de mi vida en el que no me sienta querida por él. Y al revés. 

[Más información: Ania de 'GH': "Ya no tengo anorexia. Se lo debo todo a la Seguridad Social"]