Región

La Borriquilla ilumina el inicio de la Semana Santa de Valladolid

26 marzo, 2018 12:42

El silencio, el fervor, la devoción y el culto se han adueñado ya de las calles de Valladolid, en una Semana Santa declarada de Interés Turístico Internacional por su sentir, por su significado y por unas tallas de calidad que se tornan en protagonistas en unos días únicos de pasión marcados en el calendario de los más de devotos vecinos de la capital del Pisuerga y de los turistas que hasta aquí vienen para empaparse de un sentimiento único.

Miles de personas han vibrado con el inicio de la Semana Santa de Valladolid en una mañana de domingo con nubes pero sin lluvia para arropar a ‘La Borriquilla’, ese paso de ‘La Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén’ de Francisco de Giralte y del Siglo XVI, antes las palmas de los cofrades y de los espectadores más chiquitos que observaban ojipláticos el avanzar de la talla.

A las 11:45 ha arrancado, en la Catedral, la procesión de las Palmas con las secciones infantiles de las distintas cofradías aunque no ha sido hasta las 12:00 de la mañana cuando de la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz, ha partido el paso acompañado por su cofradía titular marchando por Macías Picavea, Plaza de la Libertad y Portugalete hasta llegar a la catedral, lugar en el que se ha incorporado el Cardenal Arzobispo y diferentes autoridades que se han unido al cortejo procesional.

Cabe resaltar que la Cofradía Penitencial de la Vera-Cruz, titular del paso, es la más antigua de las hermandades vallisoletanas y tiene su origen en el Convento de San Francisco. Sus nazarenos visten túnica negra con bocamangas de encaje, capa de paño verde, capirote y zapatos negros y guantes blancos (negros el Viernes y el Sábado Santo) y es titular de otras imágenes destacadas como el ‘Cristo Atado a la Columna’ o el ‘Ecce Homo’ de 1619 y 1620 respectivamente, ambas de Gregorio Fernández.

Miles de personas, que han vuelto a abarrotar las calles de Valladolid, han acompañado a las secciones infantiles tras pasar por la Catedral y después de la recepción de las hermandades para marchar por Cascajares, Regalado, Duque de la Victoria o la Plaza Mayor y hasta llegar de nuevo a la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz.

Tras todo el recorrido y en el pórtico de dicha iglesia, el Cardenal Arzobispo ha dirigido una plática para impartir la bendición a los asistentes y finalizar la procesión entonando el Hosanna al Hijo de David, en otro acto sumamente emotivo que ha vuelto a llenar la capital del Pisuerga de un halo de pasión y divinidad.

La Semana Santa de Valladolid ha dado su pistoletazo de salida oficial en un transcurrir que finalizará el próximo domingo con la resurrección de Cristo pero que dejará en los próximos siete días imágenes sumamente emotivas en una semana de pasión, de tallas de valor incalculable, silencio y dolor en una ciudad que vive como ninguna estas fechas marcadas en rojo en el calendario.