Opinión

Sin rodeos, moción de censura SÍ

29 mayo, 2018 16:09

El pasado jueves 24 de mayo, conocíamos la sentencia de la conocida como trama Gürtel, la cual en sus 1.687 páginas acusa al PP de -y cito textualmente- “enriquecerse ilícitamente con cargo a fondos públicos, mediante contratos celebrados con administraciones públicas gobernadas por el PP”.

La misma sentencia acredita la existencia de la conocida como “Caja B”,  al menos desde el año 1989  y cuyas cantidades – y cito textualmente- "sirvieron para directamente pagar gastos electorales o similares del Partido Popular o fueron a parar como donaciones finalistas a la llamada 'Caja B' del partido, consistente en una estructura financiera y contable paralela a la oficial, existente al menos desde el año 1989, cuyas partidas se anotaban informalmente, en ocasiones en simples hojas manuscritas como las correspondientes a Luis Bárcenas".

También cabe resaltar que la propia sentencia no da credibilidad al testimonio de Mariano Rajoy, indicando que “se pone en cuestión la credibilidad de estos testigos, cuyo testimonio no aparece como suficiente verosímil para rebatir la contundente prueba existente sobre la Caja B del partido".

Podría seguir desgranando página a página la citada sentencia, pero a la vista de estos breves extractos sobran los motivos para presentar la moción de censura, que de forma tan valiente y acertada ha sido ya registrada por el PSOE, con Pedro Sánchez al frente.

Ahora la derecha más rancia, esa que está podrida desde sus raíces, vocifera a los cuatro vientos la tan conocida frase ¡Cuidado, que vienen los rojos!, con la única intención de desfocalizar su corrupción, su malversación y su desvergüenza, de la mirada de la ciudadanía.

Nos están diciendo que la Bolsa se hunde por culpa de Pedro Sánchez, que la prima de riesgo se dispara por culpa de Pedro Sánchez, y si me apuran, poco les quedará para decir que Pedro Sánchez también es el culpable de que llueva tanto en los últimos días.

Señores del PP, lo de “El caos, o yo” está más que visto. Su discurso del miedo me temo que esta vez no va a mantenerles en el poder para que sigan corrompiendo todo lo que tocan.

El caos, son ustedes, y eso ya lo sabemos. Si la bolsa cae, es porque los mercados poca confianza pueden tener en un Presidente del gobierno, que pertenece a un partido condenado a título lucrativo por formar parte de un “sistema de corrupción institucional”.

España, esa de la que tanto alardean sacando las banderas a sus balcones, pero a la cual saquean desde el PP, está sufriendo sus fechorías. La reputación de sus instituciones está en juego. Ustedes, señores del PP, han dinamitado por los aires el buen nombre de nuestro país, por lo que ustedes, y solo ustedes, son los responsables de ese caos que dicen se genera ante la moción de censura, pero del cual son únicos responsables.

Por favor, les pido que ya que no han tenido la dignidad democrática para dimitir, la tengan para no tomarnos por necios, al intentar hacernos creer que la estabilidad son ustedes, porque sí, ustedes son estables en las malas artes de la corrupción, que sin duda llevan practicando desde hace 29 años.

Ahora, es el momento de regenerar la vida política, las instituciones, la credibilidad en que los políticos honestos existen, y que no todos quieren llegar al poder para convertirse en corruptos que se lucran del trabajo de todos los españoles y españolas, que con tanto sacrificio se levantan cada mañana con el único objetivo de proporcionar un futuro mejor a sus hijos e hijas.

Es el momento de dignificar la valía de nuestras instituciones. Y si, es el momento de volver a recuperar lo que su putrefacta corrupción se ha llevado por delante, que son las esperanzas y sueños de futuro, la creencia de que con esfuerzo, sacrificio, constancia y empeño se puede salir victorioso de las adversidades.

Ahora está en nuestra mano contribuir a esa esperanza, y espero que los partidos como C’s, que venían a regenerar la política, reflexionen, porque no es cuestión de cálculo electoral, aquí no están en juego los votos, sino la vida y dignidad de toda la sociedad española.

Confío en que esa demostración de patriotismo realizado con la bandera se vea reflejado en las acciones, la única opción posible que es votar NO al continuismo de un partido corrupto.

En caso contrario señores, de C’s, mucho me temo que su voto solo servirá para visualizar lo que ustedes parecen ser, que no es otra cosa que la muleta del PP en esta telaraña de corruptelas.

La moción de censura es una moción por la dignidad.

La moción de censura marca la diferencia entre la esperanza en el futuro o el discurso del miedo que los corruptos pretenden implantar.

Suya es la elección. Yo me quedo con el sí a la esperanza y los sueños de futuro.