Este fin de semana Viva la vida emitió unas pequeñas declaraciones de Antonio David Flores. El programa quería saber la opinión tanto del guardia civil como de su hija Rocío Flores tras el fichaje de Rocío Carrasco por Sálvame.

Noticias relacionadas

En el breve encuentro, Antonio David Flores aseguró que “ya no veía Sálvame”, y que en estos momentos se encontraba bien, pero “podía estar mejor, la verdad”. Por último, destacó Olga es “la mejor superviviente”, en referencia al concurso que su mujer Olga Moreno está llevando a cabo en el reality de Telecinco.

Por su parte, Rocío Flores prefirió no responder las preguntas de la reportera del programa y solo tuvo una sonrisa irónica ante ciertas cuestiones.

En las redes sociales, los usuarios criticaron fuertemente a Viva la vida por haber dado voz a Antonio David, e incluso se promovió un hashtag que pedía un boicot al programa. Y es que no entendían que Telecinco, que se ha erigido como justiciera para desmontar “la mayor mentira de la prensa del corazón” con el relato de Rocío Carrasco ahora quiera hablar con su expareja.

Una de las personas más críticas ha sido la periodista Pilar Rahola. La catalana no entendía que tras “dedicar docuserie a denunciar una trágica situación de violencia vicaria y acoso mediático durante 20 años” y de despedir “al presunto maltratador” se quiera hacer “negocio en la misma cadena, con el presunto”. Una actitud que consideraba “un oxímoron” al ser tanto denunciante como cómplice.

“No hay medias tintas: o la televisión sirve para denunciar la violencia de género y para apartar a los maltratadores, o sirve como cómplice del maltrato. Si sirve a los dos cometidos, sirve al maltrato” afirmaba poco después.

Hay que recordar que Pilar Rahola fue una de las encargadas de hablar con Rocío Carrasco en la última entrevista que se hizo tras la emisión de Rocío. Contar la verdad para seguir viva.

“He vivido épocas en las que a las que hablábamos de violencia de género nos llamaban machorras, radicales, fanáticas... teníamos que lidiar con tipos terribles” dijo en aquella entrega Pilar Rahola. Además, fue muy crítica con el trabajo de la prensa rosa. “Aquí ha fallado el periodismo. No habéis hecho vuestro trabajo, no habéis preguntado. Son muchos años de equivocarse. A Rocío Carrasco le han puesto una letra escarlata, y en algún momento alguien se tenía que escandalizar de cómo se trinchaba a una mujer que no hablaba”, afirmó.