Este lunes conocíamos el fallecimiento de la cantante y presentadora italiana Raffaella Carrà. Desde estas mismas páginas nos despedíamos de la intérprete de ‘Rumore’ o ‘Hay que venir al sur’ diciendo que “muchos soñábamos que ella fuese una de las presentadoras del próximo Festival de Eurovisión, que en 2022 se celebrará en Italia. Algo con lo que finalmente nos quedaremos con las ganas, mientras movemos el cuello al son de sus canciones”.

Noticias relacionadas

Esa misma tarde, el director de la Rai, Steffano Coletta, confirmaba que realmente existía la intención de proponer a Raffaella el proyecto de presentar tanto el festival de Sanremo 2022 como Eurovisión 2022.

Mi pensamiento era querer que Raffaella fuera la presentadora del festival de Sanremo y Eurovisión. No hemos tenido tiempo de poder hablar. Ahora no siendo un dolor profesional, sino un dolor humano. A lo largo de los años de colaboración encontré una amiga que tenía un rasgo muy raro en nuestro trabajo: supo alegrarse del éxito de los demás” ha dicho Steffano Coletta en Rai News24.

Hasta la fecha, Raffaella Carrà había tenido varias relaciones puntuales con el Festival de Eurovisión. Así, fue la portavoz de los votos de Italia en 2011, año en el que el país regresaba al concurso tras varios años de retirada voluntaria. Además, comentó el Festival para la RAI en esa misma cita.

En España, Raffaella también estuvo relacionada con el Festival de Eurovisión en el año 2008. Entonces Televisión Española la eligió como presentadora de la gala Salvemos Eurovisión, la final de la preselección de aquel año. Un programa muy recordado porque Rodolfo Chikilicuatre se proclamó como ganador por delante de otros artistas como Coral Segovia o La Casa Azul, y así se convirtió en el representante español con la canción ‘Baila El Chiki Chiki’.