¿Sufre bullying Ofelia? ¿Los compañeros la tratan mal? ¿O es ella la que tiene una forma de ser un tanto complicada, y es difícil trabajar a su lado? Ese debate está cada semana en las redes sociales, cada vez que se emite un nuevo episodio de la novena edición de MasterChef 9.

Noticias relacionadas

Este domingo, Toñi Prieto, directora de entretenimiento de Televisión Española, hablaba del tema este domingo en RTVE responde, en la 2. “A Ofelia no se le hace bullying. Los jueces le piden en ocasiones que no distraiga a sus compañeros, que sea más respetuosa con ellos, que se centre en la cocina” aseguraba Prieto. “Ella es la primera crítica con los demás y, como en la vida misma, ellos reaccionan a sus desafíos. Se tratan de rivalidades propias del contexto y de situaciones puntuales”.

De lo que no hay duda es que Ofelia se ha convertido en la gran revelación del programa, un gran personaje que da juego ante las cámaras. Con días que cocina mejor y se alza como la mejor valorada de los aspirantes, y días en los que se entretiene más, en los que hay que regañarle para que se centre.

Tenemos que partir de la base de que Ofelia es muy vulnerable, y aunque por momentos parece un huracán, en otros hace una pausa y habla de sus problemas para concentrarse o para gestionar las emociones. En uno de los capítulos narró que de pequeña sufría hiperactividad, y que hizo terapia con caballos, y que junto a ellos encontraba la paz y la solución a sus temores.

A pesar de la confesión, sus compañeros no terminaban de congeniar con ella, y así, Dani en una prueba le asignó carne de potro para cocinar, para ver su reacción.

‘MasterChef 9’: Ofelia se viene abajo al cocinar caballo, el animal que usó en su terapia

Lo hablé siempre, que no me pongan nunca caballo, es un respeto hacia algo que me ha aportado tanto en mi vida y él se ha aprovechado de ello”, se lamentó la joven entonces. Dani reconocía que cierta maldad sí que había en su elección, pero que es “una lección de vida, hay que estar a las duras y a las maduras”. Al final, Ofelia sacó fuerzas de flaqueza, y realizó un buen plato que le permitió salvarse de la expulsión.

La pasada semana, Ofelia nos habló de cómo es consciente de alguno de sus problemas, y que intenta poner remedio al respecto. Tras discutir con María, con la que siempre ha chocado, los jueces tuvieron que regañarle. “Ofelia, desde el cariño, qué pesada has sido” le dijo Pepe Rodríguez. “Trabajas bien, pero te tienes que centrar. No necesitas llamar la atención tanto de esa manera” añadía también el juez.

Más tarde, ya en la prueba de eliminación, y tras haberse salvado, Ofelia pidió perdón por su actitud. “No sé si porque era María o porque no controlé mis emociones, y mira que llevo con gestión emocional desde los 11 años, pero pido mil disculpas, me avergüenza totalmente mi actuación de la prueba anterior”, aseguró.

Ciertamente, Ofelia ha hecho buenos cocinados a lo largo del programa, pero también parece que la cocina no es su único interés. Desde el primer momento parecía más interesada en encontrar novio que en lograr el premio de 100.000 euros. “Si yo salgo con novio, os prometo que mi familia os pone una calle con el nombre de MasterChef” decía abiertamente la gallega en el primer programa.

Durante las pruebas, Ofelia ha preferido cocinar con compañeros como Toni con argumentos como que “es muy guapo” y no porque sea un buen cocinero.

Tampoco podemos olvidar esa pequeña obsesión que Ofelia tiene con Jordi Cruz, a quien quiere caer bien sobre toda las cosas, como un amor platónico (para nada correspondido). Como ya hablamos en estas páginas, Jordi solo tiene ojitos profesionales para Fran, que sin duda es el candidato favorito para ganar el concurso.

Ofelia y José hablando una prueba de eliminación de 'Masterchef'

Desde que el programa dio la oportunidad de concursar a José, el médico, Ofelia también ha tenido sus acercamientos con él. Un día, por ejemplo, no paraba de hablarle durante la valoración de los jueces, algo que provocó que Jordi Cruz se cabrease. “Ofelia, ¿puedes dejar de tontear en un momento?” interrumpió Jordi Cruz, que añadió que hay varios aspirantes “que no se lo están tomando en serio, que se permiten el lujo de hacer tonterías de un programa 7” y que “mandaría dos o tres a casa” por su actitud.

Hace un par de semanas, Amelicious abandonaba el concurso como nueva expulsada. Algo que fue una sorpresa para los espectadores. Los jueces le dijeron que “MasterChef lo gana quien evoluciona, no el que mejor cocina, porque si no se acabaría el programa en el primer día. Esto sería una involución”, según Jordi Cruz. En ese mismo sentido, podemos sospechar que en MasterChef no consigue el pase solamente quien más evoluciona, sino quien más juego da a las cámaras.