Hace un par de semanas, MasterChef dio la oportunidad de incorporarse como concursante de pleno derecho a José. Un cardiólogo que no pudo participar desde el principio por estar trabajando contra el coronavirus, y que pronto dio mucho de qué hablar en las redes sociales. Y es que, además de ser disciplinado en las cocinas, el joven tiene un gran atractivo, lo que no pasó desapercibido para los tuiteros, ni para sus compañeras.

Noticias relacionadas

Desde el primer día Ofelia se sintió muy atraída por él. La gallega ya había dicho varias veces que pretendía salir del programa con un novio de la mano, e igual consigue su objetivo. La semana pasada tonteó con José al máximo durante una valoración de platos, algo que enfadó mucho a Jordi Cruz. El chef y jurado del programa le pidió que escuchase sus palabras y que “dejase de tontear” con su compañero, y más tarde le volvió a criticar que se dedicase más a ligar que a cocinar.

En la gala de este martes, ambos aspirantes parecían más compenetrados que nunca, y en las redes sociales ya se habla de la carpeta ‘Joselia’, la mezcla de los nombres de José y Ofelia. Meri, otra de las compañeras, fue la encargada de destapar el estrechamiento de la amistad. “Está comenzando a haber un poco de acercamiento”, dijo la aspirante barcelonesa de MasterChef, mientras que José y Ofelia preferían callar.

En la prueba de exteriores, José y Ofelia cocinaron juntos en el equipo azul, y el médico dijo una frase que fue muy comentada en redes. “Me encanta cuando trabaja duro y se concentra, tío”, le dijo a Fran, quien había ganado la inmunidad en la primera prueba por diseñar un menú que se pudiese servir en un tren. La cosa fue a más, y ‘Joselia’ se prometieron un beso si ganaban la prueba, aunque el mismo no se llegó a ver.

Ofelia y yo nos estamos conociendo. Aquí estamos en un concurso y es obvio, todos tenemos muchas dimensiones. Las emociones son muy importantes”, comentó José. En la prueba de eliminación, con ambos en la galería, hasta bromearon con una tarta de bodas que fuese un caballo con un fonendo, que aunase las profesiones de ambos.

Dani, el nuevo eliminado

En esta semana, Dani se convirtió en el nuevo aspirante en abandonar las cocinas. El vasco, que hizo que Ofelia cocinase carne de caballo hace unas semanas no sin cierta polémica, tropezó en la prueba de eliminación.

El reto final consistía en hacer tartas de boda inspiradas en las de Patricia Schmidt, que acudió como invitada al programa (de ahí que Ofelia y José bromeasen sobre cómo sería la suya). Jiaping, la mejor valorada de la prueba en exteriores, le dio un plato relativamente más sencillo a Dani, pero ni de esa forma logró salir victorioso.

En su salida, Dani demostró estar enfadado, y veía injusta su salida. “Me fastidia tener que irme. Creo que no cocino mal, posiblemente mejor que muchos que se han quedado, pero ahí entra la suerte. Tenía muchas ganas de ir al Basque Culinary Center. Pues nada, a luchar al bar, a seguir bregando en estos tiempos complicados”, reconoció.