Saltarse la ley de contraprogramación sale barato. Mucho. Y si no que se lo digan a Mediaset España que no duda en reírse de todos siempre que puede con el único objetivo de atacar cualquier producto de la competencia. 

Noticias relacionadas

Su última falta de respeto a espectadores y periodistas llegaba este lunes cuando decidía jugar al despiste durante horas con su programación para no desvelar la baza con la que haría frente al cambio de día de emisión de Mask Singer en Antena 3.

En la madrugada del pasado viernes, la de Atresmedia sorprendía anunciando a última hora y, con una excusa un tanto ridícula ("con motivo del inicio de la Eurocopa"), que cambiaba la emisión del talent de máscaras del lunes al miércoles.

Esta estrategia pillaba con el pie cambiado a Mediaset. Sin embargo, aún tenía días suficientes días por delante para decidir con qué producto decidía enfrentarse a Antena 3 el próximo miércoles. A pesar de ello optaba por esperarse a la madrugada del domingo al lunes para anunciar su parrilla del miércoles.

No obstante, por enésima vez, el grupo recurría al truco de programar dos ofertas en la misma noche (Supervivientes o Mi casa es la tuya) para así decidir a última hora por cuál se decantaba, simplemente alargando la duración de uno y otro.

Parrilla de Telecinco del miércoles 9 de junio.

Sin embargo, tras la reciente y ridícula multa por contraprogramar Pasapalabra con José Antonio Avilés, Mediaset decidió ir un paso más allá y protegerse de estas posibles sanciones 'olvidándose' de proporcionar los horarios de esas dos ofertas. 

De esta manera, el grupo dirigido por Paolo Vasile vuelve a demostrar lo poco que le importan los espectadores, que verán como su programa favorito pasa a emitirse tres días seguidos; los concursantes, que se enfrentarán a una expulsión de lo previsto; o las leyes, con tal de machacar a un programa de la competencia. 

No obstante, no es algo novedoso. Hace ahora tres años obligaron a toda una estrella internacioanal como Laura Pausini a cambiar su agenda de la noche a la mañana para poder retirar Factor X de la noche del jueves y así poder doblar la final de Supervivientes y atacar a La Catedral del Mar.

Jorge Javier Vázquez (Telecinco)

49.000 euros

Pero, como decimos, a Mediaset le sale barato contraprogramar. Y es que la única multa que ha recibido durante los últimos tiempos ha tenido un importe de apenas 49.000 euros

"No se hace un programa para que te denuncien, ni se deja de hacerlo porque te pueden denunciar. Si vas al límite de velocidad, te mandan la multa y la pagas", confesaba hace unos años el consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile, cuando se le preguntaban por todas las multas que había acumulado la cadena debido a programas como Aquí hay tomate.

A todo ello se suma además que las cadenas de televisión dejarán de estar obligadas a hacer públicos sus contenidos con al menos tres días de antelación, según se recoge en el anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA) que traspone al derecho español la normativa europea. 

Un cambio en la ley que podría explicar la decisión de Mediaset España de contraprogramar varias veces en los últimos meses y jugar al borde de la ley otras tantas. Y es que, en vista de que los posibles procesos sancionadores puedan llegar una vez se haya aprobado esta nueva ley, el grupo tendría más fácil llevar a cabo alegaciones que tumbaran esas multas.