Telecinco ha vuelto a jugar al despiste con su programación para no desvelar la baza con la que haría frente al cambio de día de emisión de Mask Singer en Antena 3. Tal y como marca la ley, Mediaset ha hecho pública la programación de este miércoles 9 de junio con tres días de antelación; sin embargo, la cadena ha recurrido a un sutil truco para evitar mostrar sus cartas.

Noticias relacionadas

Según la parrilla publicada en su web, este miércoles se produciría el regreso de Mi casa es la tuya con la entrevista que Isabel Díaz Ayuso ha concedido a Bertín Osborne. Sin embargo, la cadena se olvidaba de especificar la hora de emisión en la tabla de programación publicada y, además, programaba Supervivientes justo antes, por lo que no quedaba clara la estrategia que Telecinco utilizaría para intentar vencer a Mask Singer en su nueva ubicación.

Finalmente, ya a media mañana y a pesar de saltarse la ley, la de Mediaset aclaraba que cambiaba la emisión de la gala del jueves del reality de supervivencia de la noche del jueves al miércoles. De momento nada se sabe sobre el programa de Bertín Osborne.

Como ya publicamos, Atresmedia anunciaba el pasado viernes por sorpresa y a última hora el cambio de día de emisión del concurso de máscaras presentado por Arturo Valls. Alegaba que esta modificación se producía "con motivo del inicio de la Eurocopa", pese a que esta competición no comenzará hasta el próximo viernes 11 y, además, se emite en Mediaset.

Sin embargo, lo cierto es que la cadena intentará dar un soplo de aire fresco al formato en este nuevo día después del tibio estreno que ha tenido en la noche del lunes, con cifras que se alejan del rotundo éxito que tuvo su primera temporada y que no han podido hacer frente a Supervivientes: Conexión Honduras.

Tras conocerse la jugada de Antena 3, Telecinco ha hecho lo propio con una estrategia que, una vez más, trata de buscar el vacío legal para despistar a la competencia. Cabe recordar que a principios de este año la cadena fue multada por cambiar injustificadamente su programación fuera del plazo legal para competir con el estreno de Pasapalabra.

El grupo de comunicación dirigido por Paolo Vasile decidió modificar la programación que había mandado al Ministerio de Industria para alargar Supervivientes hasta las 23:30 y así intentar eclipsar el estreno del concurso presentado por Roberto Leal. Sin embargo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia dictaminó que no había concurrido ninguna de las causas que pueden justificar esa modificación, por lo que obligó a la cadena a pagar una sanción de 49.000 euros por la vulneración del artículo 6.2 de la Ley General de Comunicación Audiovisual.