En apenas un mes comenzará Eurovisión 2021 y la mayoría de los países participantes están poniendo todos sus esfuerzos en promocionar sus candidaturas. Entre esa mayoría, sin embargo, no parece estar España, al menos no al nivel que los eurofans españoles esperan de TVE.

Noticias relacionadas

La escasa presencia en la televisión pública de Blas Cantó y de su tema candidato, Voy a quedarme, es constante objeto de críticas por parte de los seguidores del Festival, que no entienden la dejadez de la corporación hacia la propuesta del cantante.

Como ya analizamos en BLUPER, Eurovisión ha estado más presente en las cadenas privadas que en la propia TVE, que desde que se celebrase Destino Eurovisión, la gala para escoger el tema que Blas llevaría a Róterdam, apenas ha dedicado una pieza promocional de 13 segundos al Festival en su emisión lineal.

Afortunadamente, en las mismas redes que recogen las voraces críticas hacia la cadena, también emergen propuestas anónimas que podrían servir a TVE como inspiración para tratar de cumplir las expectativas de los eurofans.

Así, mientras la cadena pública apenas ha dado detalles sobre la escenografía con la que Blas Cantó defenderá su tema, el arquitecto, escenógrafo y director artístico ha publicado una trabajada exposición sobre el proceso creativo que él habría seguido de habérsele encargado esta tarea.

El primer paso ha sido hacer "una reflexión artística, desde lo psicológico, sobre la canción y sobre el artista" para que lo que se vea en el escenario refleje lo que Blas intenta transmitir con la letra de Voy a quedarme.

Partiendo de esa base, el escenógrafo se inspira en la película Ghost y explica cada uno de los pasos del trabajo hasta que, finalmente, ofrece una propuesta aproximada de escenografía utilizando un vídeomontaje con el storyboard creado, un videoclip de David Bowie y escenas de Ghost.

A raíz del extenso hilo, Blas Cantó respondía al creador, dando las primeras pistas sobre su escenografía: "Qué bonito Javi! Muchas gracias por tu tiempo en algo tan especial para mí. Lo has clavado! Se está trabajando en esa línea, pero habrá sorpresas", escribía. Dos simples frases sobre la actuación que ya dan más información de la que ha ofrecido la televisión pública.

Por otro lado, después de que TVE emitiera -por fin- su primera pieza promocional de Eurovisión 2021, fueron muchos los espectadores que criticaron el poco esfuerzo y cuidado que se le ha puesto al trabajo. Uno de ellos ha demostrado que, con apenas 15 minutos de dedicación, se puede crear un contenido emotivo y a la altura de un Festival con tanta historia y prestigio internacional.

El vídeo de 40 segundos muestra imágenes de varias ciudades vacías por la pandemia y, a continuación, combina fragmentos del videoclip de Voy a quedarme con planos de la última edición de Eurovisión que pudo celebrarse en 2019. Al final, se ve el logo de Eurovisión 2021, acompañado del acertado eslogan "Quédate en TVE".

Estos son solo dos ejemplos en los que la corporación pública podría inspirarse para llevar a Róterdam una candidatura redonda que, independientemente del resultado obtenido en la clasificación, pueda hacer sentir orgullosos a los eurofans españoles, al artista y a la propia delegación.

En la era de la transparencia y la democratización de los contenidos, es inadmisible que TVE siga dejando a un lado las redes sociales, que sirven como espejo de la sociedad y como vía de comunicación con un colectivo, el de los seguidores de Eurovisión, que llevan muchos años sintiéndose ignorados y maltratados por la corporación.

En este sentido, las privadas han vuelto a ir por delante de la pública. En este caso, Telecinco es el mejor ejemplo de cómo escuchar a las redes puede beneficiar a la imagen de marca y generar expectación. Y es que el programa Rocío, contar la verdad para seguir viva, tras utilizar la canción de Suiza 2021 como banda sonora y revolucionar las redes, continuó contentando a los fans del Festival con los temas de Francia y Bélgica.

La serie documental de Mediaset, además, ha contado con las actuaciones en directo de dos de los artistas que competirán con Blas Cantó este año. Mientras tanto, desde TVE se lavan las manos, ofrecen a Telecinco llevar al artista español y afirman en FormulaTV que no hacen ese tipo de promoción en la propia cadena porque "no tenemos programas musicales donde podamos traer a otros participantes de Eurovisión". Un sinsentido en el que, una vez más, los damnificados vuelven a ser los espectadores.