El merodeador

La mala suerte de la reina

El cerebro del despacho Numaria, a través del cual Imanol Arias y Ana Duato han defraudado a Hacienda cerca de 2,5 millones de euros, está casado con una amiga íntima de doña Letizia. La reina ha tenido mala suerte porque esta circunstancia ha trascendido unos meses después de conocerse sus mensajes de apoyo a Javier López Madrid, lo que puede dar pie a una polémica gratuita.

Quienes en ningún caso podrán apelar a la mala suerte son aquellos que, como los protagonistas de Cuéntame, han cedido la gestión de sus bienes a un fiscalita experto en bordear las fronteras fiscales con un currículum más que dudoso. Fernando Peña Álvarez, huido ahora en Etiopía, ya fue condenado en 2002 por apropiación indebida y fraude. Con estos antecedentes, no se puede achacar sin más a la mala suerte la decisión de haber dejado en sus manos la gestión de los propios bienes.