El merodeador

El enchufismo, un mal transversal que hay que erradicar , Un castigo proporcionado a los asaltantes de Blanquerna , La gran apuesta Scytl y Telefónica por la democracia digital

El enchufismo, un mal transversal que hay que erradicar

La confirmación este miércoles por el Tribunal Supremo de la sentencia contra el exsecretario de organización del PSC Daniel Fernández y el exalcalde de Sabadell Manuel Bustos por tráfico de influencias debería servir de aviso a navegantes. Ambos políticos socialistas presionaron a la alcaldesa del Ayuntamiento de Montcada i Reixac para colocar a una persona afín a su partido como arquitecta municipal, por lo que fueron condenados por el TSJ catalán a un año y 4 meses de cárcel, 60.000 euros de multa y cuatro años y medio de inhabilitación. La sensación de impunidad con la que estos altos cargos actuaron llevó a la exalcadesa del municipio barceloní a hacer que cambiaran los informes técnicos que desaconsejaban el nombramiento. La ratificación de estas condenas se ha producido apenas unas horas después de que Cristina Cifuentes denunciara las contrataciones de personas afines a Manuela Carmena y los concejales de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital de España. No es lo mismo que el enchufismo se produzca en cargos de libre desgnación que en puestos a los que se accede mediante concurso u oposición, pero se trata igualmente de prácticas inadmisibles en las que desgraciadamente siguen incurriendo todos los partidos.

Un castigo proporcionado a los asaltantes de Blanquerna

Catorce de los 15 extremistas de derechas que durante la conmemoración de la Diada de 2013 asaltaron el centro cultural Blanquerna en Madrid han sido condenados a penas de 6 a 8 meses de prisión por desórdenes públicos y daños, pese a que la Generalitat y Unió Democràtica de Catalunya pedían hasta 17 años de cárcel. La enorme diferencia entre la pena solicitada y la impuesta es razonable y responde -principalmente- a que la Audiencia Provincial de Madrid no ha asumido el criterio de las acusaciones, que entendían que los imputados tenían que responder por dos delitos de atentado a la autoridad por haber empujado al entonces diputado de Unió Josep Sánchez Llibre -en la imagen- y al delegado de la Generalitat en Madrid, Josep Maria Bosch. Los energúmenos que entraron a empellones en Blanquerna han merecido una sanción contundente del Estado, pero hacerles pagar por un delito de atentado cuando ni siquiera conocían a las autoridades a quienes agredieron hubiera sido desmesurado. El repudio absoluto de este tipo de comportamientos no se cuestiona, más aún cuando en ellos subyacen motivaciones ideológicas incompatibles con los valores democráticos, pero las penas sólo son justas cuando son proporcionadas.

La gran apuesta Scytl y Telefónica por la democracia digital

La presentación este miércoles en el Mobile World Congress de Barcelona de la empresa tecnológica Open Séneca sienta las bases para el desarrollo de la democracia digital como medio efectivo de participación ciudadana. La iniciativa parte de Scytl, una startup con amplia experiencia en el sector cuyo consejero delegado, Pere Vallés, ha sumado a la multinacional Telefónica como principal inversor. La nueva joint-venture tiene un capital inicial de 35 millones de euros y pretende constituirse en una plataforma que ofrezca herramientas efectivas y fiables para la realización de consultas a través de internet. Aplicada a la Administración, la interacción directa, en tiempo real, entre los ciudadanos y sus gobernantes es un reto asumible y necesario, que puede contribuir a una mayor calidad democrática y también a una mejora de la gestión de los servicios públicos.