Olivier Rousteing en su desfile Primavera-Verano 2017 para Balmain. | Foto: Getty Images.

Olivier Rousteing en su desfile Primavera-Verano 2017 para Balmain. | Foto: Getty Images.

MODA

Balmain vestirá el ballet de la Ópera de París

Olivier Rousteing, director creativo de la firma, ha sido el encargado de diseñar el vestuario de la próxima muestra del coreógrafo Sébastien Bertaud en el histórico Palais Garnier.

Marta Romero

Cuatro bailarines que han sido invitados a desarrollar su trabajo en el mítico Palais Garnier de París y un diseñador, Olivier Rousteing, para vestir la propuesta de uno de ellos: Sébastien Bertaud. El director creativo de Balmain no ha dudado en lanzarse a lo que es, sin duda, “un nuevo sector y una nueva era para la maison”.

Rousteing, que de pequeño asistió a clases de ballet, afirma que se sintió sorprendido ante la propuesta. Bertaud, por su parte, le dio carta blanca para que éste interpretase su coreografía, pues tiene plena confianza en el trabajo del diseñador: “para mi Olivier es la única persona hoy en día que comparte conmigo esa innovación que respeta las técnicas tradicionales”. Y es que con Renaissance, Bernaut quiere crear un ballet clásico pero que se disfrute por esa nueva generación que empieza a llenar los teatros.

Así, Rousteing ha creado unos vestidos que muestran la fascinacion que ambos mantienen por el periodo de Luis XIV y que combinan los elementos del ballet más clásico con esos que son el ADN del diseñador: sensualidad y sexualidad y que, sin duda, han de ser muy Haute Couture; pues los firma, no hay que olvidarlo, Balmain.

Para él, “este proyecto representa toda esa herencia francesa” que el ballet comparte con la maison y con el que, según aseguraba a WWD, “demostramos que podemos mantenernos internacionales pero siendo, sin duda, muy parisinos”. Y es que el propio Bertaud reconoce que se ha inspirado en los dibujos de Rousteing para dirigir a sus bailarines. Tomando como referencia muchos de sus patrones, quiso traducir ese diálogo entre moda y baile en movimientos sobre el escenario.

Durante su proceso de búsqueda e inspiración, Rousteing descubrió que no sería el primero ni el último en colaborar con la Ópera de París. El propio Pierre Balmain diseñó los vestidos para la bailarina Yvette Chauviré en de una de sus obras durante los años 50. Y otros diseñadores, como Coco Chanel, Yves Saint Laurent, Christian Lacroix o el propio Karl Lagerfeld el año pasado, han puesto su lápiz al servicio de la Academia de baile frances.

Renaissance es una obra de ballet que forma parte del programa de cuatro piezas que, entre el próximo 13 y 18 de junio, se interpretará en el ostentoso Palais Garnier, la casa que históricamente ha alojado a la Ópera de París, -que también tiene sede en Bastilla-. Una de ellas corre a cargo de Bertaud, bajo la supervisión de Benjamin Millepied y la participación del artista William Forsythe.