Alimentación

¿Qué son los superalimentos?

Las nuevas tendencias en nutrición ponen en relieve la existencia de alimentos con propiedades excepcionales. Se les conoce como superalimentos, pero ¿qué sabemos de ellos realmente? ¿Acaso vuelan y llevan capa?

  1. Alimentación
  2. Algas
  3. Nutrición

Ni visten mallas, ni luchan contra el crimen; aún así, tienen algo de "súper" y es que estos alimentos contienen más nutrientes, vitaminas y minerales que otros en las mismas cantidades. Pongamos por ejemplo la naranja, considerada por la cultura popular como una gran fuente de ácido ascórbico, también conocido por vitamina C. Pues bien, 100 gramos de esta fruta nos aportan 50 miligramos de esta vitamina, mientras que tan sólo 5 gramos de camu camu nos ofrecen 600 miligramos, un 750% de la cantidad diaria recomendada.

Y aunque algunos nombres suenen exóticos, no son nuevos, sino alimentos de los que se desconocía todo su potencial. Es cierto que, con esta tendencia, han surgido muchas algas, semillas y otros productos que desconocíamos, ya que no son autóctonos de nuestro país. Sin embargo, por una vez, debemos dar las gracias a la globalización, que nos permite disponer de ellos y de sus beneficios aunque se cultiven a millones de kilómetros.

Como cabe esperar, no presentan riesgos para la salud, sino todo lo contrario. Su inclusión en nuestra alimentación puede beneficiar nuestro rendimiento a todos los niveles: el organismo se sentirá mejor, lo que se traducirá en una mejora de nuestra salud, tanto física como emocional.

Si sentirte con más energía y mejor estado de ánimo no son motivos suficientes para probarlos, debes saber que cada superalimento presenta beneficios distintos. Así que, dinos de qué careces y te contamos cuál es tu talismán.

Chlorella

Alga rica en nutrientes, antioxidantes y minerales, como calcio, fósforo, hierro, magnesio y potasio, que contribuyen al correcto funcionamiento cognitivo e inmunológico, así como a la reducción del cansancio. Posee un alto poder de reparación de los tejidos dañados, ya que estimula la regeneración a nivel celular. Además, es una gran fuente de proteína vegetal, ideal para contribuir al desarrollo muscular. No menos importante es su alto contenido en clorofila (¡tiene la mayor concentración en un alimento!) que favorece la desintoxicación del organismo.

Espirulina

Al igual que la chlorella, la espirulina es un alga que cuenta con grandes dosis de minerales, antioxidantes, proteínas y ácidos grasos esenciales. Sirve para reforzar el sistema inmunológico, evitar enfermedades, eliminar toxinas y aumentar la respuesta anti-inflamatoria del cuerpo. Asimismo,  su alta concentración de clorofila aumenta la oxigenación de la sangre.

Aceite de coco

El aceite obtenido de esta fruta tropical posee una curiosa apariencia: por debajo de los 25 grados se presenta como una pasta untuosa que, sin embargo, se vuelve líquida con el calor. No se oxida a altas temperaturas y los alimentos lo absorben mínimamente, por lo que resulta idóneo para freír. Además, este aceite es rico en grasas saturadas, ácido láurico y triglicéridos, perfecto para acelerar el metabolismo y aumentar la energía, para controlar el azúcar en sangre, para mejorar los procesos digestivos y para proteger a nuestro organismo frente a enfermedades y virus.

Quinoa

Semilla de bajo valor glucémico y alto valor en fibra, proteínas y grasas saludables como Omega 6 y Omega 3. Apta para celíacos dada su ausencia de gluten, es también fuente de lisina, un aminoácido fundamental para el desarrollo cerebral. Gracias a su consumo podemos controlar los niveles de colesterol en sangre y revertir el estreñimiento.

Col rizada (kale)

Variedad de col cuyas asombrosas ventajas la acreditan como la líder del grupo. Sorprende que a menudo la comparen con productos tan diferentes como la leche y la carne vacuna, mas ambas se asemejan en las concentraciones de calcio, así como en hierro y proteínas. Por si no fuera suficiente, el contenido en antioxidantes y vitaminas A, C y K es escandaloso: un bol de este vegetal proporciona un 206% de la cantidad recomendada de vitamina A, un 134% de la C y, redoble de tambores, un 684% de la K. Todo esto se traduce en propiedades anticancerígenas,anti-inflamatorias, antioxidantes y múltiples beneficios para la vista y el sistema respiratorio.

No debemos olvidar que existen muchos más superalimentos que te ayudarán a ganar en salud y belleza, así que ¿a qué esperas? Atrévete con las bayas de goji, las semillas de chía, la cúrcuma, el ajo negro, la maca, el cacao, el camu camu, el açai, etcétera. La lista es infinita, por lo que caer en la monotonía será imposible. Olvida las excusas, adéntrate en sus beneficios y disfruta de todo su sabor.

Y tú, ¿consumes superalimentos? ¿Cuál es tu indispensable? ¡Cuéntanos!