MARCAS Ñ | VIVIENDA Y REFORMAS

Reestrenar un hogar: así es la reforma ideal

Hacer obras es algo por lo que casi todos los inmuebles pasan tarde o temprano. Elegir bien quién estará al frente de la reforma es un primer paso para evitar problemas en el futuro.

  1. Marcas Ñ
  2. Obras
  3. Vivienda

Hacer una reforma en casa no siempre es algo agradable. Obras, molestias, ruidos... o decisiones que, más allá de la estética, obligan a ponerse al día de todos los detalles técnicos en cuanto a materiales, formas de trabajar, acabados y, en general, de todo aquello a tener en cuenta para cambiar la piel de nuestra vivienda. Y no hay escapatoria: tarde o temprano, renovar el inmueble se convierte en una necesidad así que, ¿por qué no aprovechar para que sea igualmente una oportunidad para sentir que reestrenamos un hogar sin mayor preocupación que prepararse para disfrutarlo?

Quien más, quien menos, se ha visto en ese momento en el que empezar a buscar una empresa que se encargue de ello. Y aquí surge la primera gran decisión, quizá la mayor: dejarse tentar por un presupuesto ínfimo que prometa rapidez, calidad y eficiencia, sin aportar garantías reales u optar por la experiencia de firmas que lleven años en el mercado y que ofrezcan una asistencia integral durante todas las fases del proceso y unos plazos reales, que se cumplen de verdad.

La madrileña Reformas Vera es una de estas empresas que, durante casi dos décadas, ha hecho trabajos de todo tipo en reformas o rehabilitaciones integrales o parciales de viviendas, locales comerciales o entornos de trabajo. Su forma de trabajar sigue una escrupulosa hoja de ruta de lo que debiera ser un proceso que cubre desde el mismo momento en el que el cliente tiene la intención de cambiar su inmueble, hasta la garantía posterior de la obra entregada, con la máxima discreción y excelentes resultados.

Dar forma a una idea

Una reforma siempre empieza con una idea. Tener en la cabeza qué se quiere conseguir, cómo recolocar los elementos de una estancia o simplemente qué mejorar en la vivienda, es algo aparentemente sencillo. Sin embargo, es fácil que en el paso de lo abstracto a lo tangible se acabe perdido en una amalgama de decisiones que abruman al cliente, perdido sin remedio en un universo que va más allá de elegir colores, tipos de materiales o líneas generales.

Exposición de materiales, acabados y ambientes en Reformas Vera.

Exposición de materiales, acabados y ambientes en Reformas Vera.

Tener el mejor asesoramiento en esta fase previa forma parte de lo que Reformas Vera recomienda. Desde el mismo instante en el que el cliente contacta con la firma, sus técnicos llevan a cabo una visita al domicilio del interesado para hacer una valoración inicial. Es una toma de contacto y una primera oportunidad para acotar opciones y orientar el proyecto. Es recomendable igualmente que el interesado eche un vistazo a la exposición de materiales y de ambientes que Vera ofrece en su exposición de Madrid, en el que hay ejemplos que pueden inspirar y orientar. Tener las cosas claras de antemano es un primer paso hacia el éxito de la reforma.

Con estas decisiones tomadas o, al menos, con una idea más concreta, el departamento técnico de Vera hace una valoración inicial del proyecto que suele concluir en la elaboración de un presupuesto sin compromiso.

Magia para empezar

Aceptadas las premisas iniciales, es hora de ponerse manos a la obra, literalmente... o casi, porque antes de 'atacar' hay que tener el plan cerrado. La disciplina y el orden en este punto es trascendental y para que no queden cabos sueltos, se sigue un protocolo determinado. En el primer paso, que la firma denomina fase de "distribución y organización", todas esas ideas que hasta el momento eran palabras o conceptos abstractos toman forma, algunas veces en una simulación 3D para ofrecer una suerte de fotografía futura del nuevo entorno. Se trata de una manera práctica, visual y sencilla de comprobar a priori cómo será el resultado final.

Pero esta magia no tiene sólo una utilidad estética: es la ocasión para repensar la distribución de todos los elementos de la estancia. Muebles, radiadores, sanitarios… como sea que esta herramienta se aplica no sólo al plano general del inmueble sino al de cada estancia de forma individualizada, hacer un repaso previo es fácil. De ello dependerá buena parte de la comodidad del cliente y de la ergonomía del día a día.

Fase técnica: marcando la diferencia

Esbozado el objetivo, es hora de profundizar en los materiales y las posibilidades técnicas que ofrece la estancia a reformar, sea una casa, un local o una oficina. Las necesidades en cada caso suelen variar y por ello, los técnicos de Reformas Vera evalúan las soluciones más óptimas para cada situación en lo relativo a aislamiento acústico, térmico o instalaciones de electricidad y fontanería que combinen eficiencia energética con el máximo confort.

Aunque es muy importante que la obra presente un buen aspecto final, gran parte de la diferencia entre una reforma bien hecha y una mal hecha se halla en lo que no es tan evidente. Planificar bien, optar por las mejor calidad posible en los materiales y ejecutar el trabajo de manera cuidadosa permite evitar sobresaltos futuros y una máxima comodidad desde el primer momento.

Lo práctico también puede ser estético

A veces, decantarse por uno u otro elemento implica un cambio estético. Piensen, por ejemplo, en la diferencia obvia de la carpintería de aluminio respecto a la tradicional de madera; o de los distintos tipos de texturas de azulejos. Y es que si bien hasta el momento muchas de las decisiones específicas han sido de marcado carácter técnico, el proceso incluye una fase que, si bien no es estrictamente decorativa, sí tiene mucho que ver con la apariencia.

Ejemplo de salón instalado en la exposición en la sede de la empresa, en Madrid.

Ejemplo de salón instalado en la exposición en la sede de la empresa, en Madrid.

En realidad, durante toda la elaboración del proyecto, buena parte de las decisiones inciden en un ámbito u otro. Los distintos materiales pueden ofrecer distintos resultados visuales pero también en cuanto a prestaciones. De ahí que en este campo, el consejo profesional sea igualmente de enorme utilidad para obtener el mayor equilibrio, conseguir el mejor acabado posible y la máxima atención al detalle.

Y ya con el proyecto acordado, los planos elaborados y las memorias de calidades pactadas, es el responsable de obra quien toma el mando para dirigir a los distintos equipos especializados que intervienen en el trabajo. De ellos, en último caso, depende cumplir los plazos establecidos, otra de las garantías que sólo las empresas más serias en reformas pueden ofrecer. Para que de lo único que se preocupe el cliente sea de reestrenar su casa.

'Reestrenar un hogar: así es la reforma ideal' es un contenido patrocinado por Reformas Vera.