ELECCIONES GENERALES

Qué política exterior quiere Ciudadanos

Rivera ha visitado Bruselas para dar un aire más europeo e internacional a su campaña. Quiere convertirse en el octavo país donde gobierne un partido del grupo de los liberales y demócratas.

Rivera posa en Bruselas junto a los líderes de los Liberales y Demócratas para Europa.

Rivera posa en Bruselas junto a los líderes de los Liberales y Demócratas para Europa. Efe

Albert Rivera estuvo este jueves en Bruselas. El candidato de Ciudadanos a la Moncloa asistió a una reunión con los siete primeros ministros de los partidos de centro del grupo Liberal europeo: Holanda, Dinamarca, Finlandia, Luxemburgo, Eslovenia, Bélgica y Estonia. La visita en plena campaña electoral estaba destinada a dar un aire europeísta a un candidato sin experiencia internacional y cuyas propuestas se han centrado en la recuperación económica y la regeneración política. Entre los primeros ministros liberales del norte de Europa hay una cierta expectación por si un partido como Ciudadanos puede llegar a gobernar en un gran país del sur de Europa.

Ciudadanos, como el resto de partidos españoles, ha dado poca importancia en esta campaña a la política exterior. Excepto en los días posteriores al atentado de París, donde se debatió incluso la opción de mandar tropas a Siria, las declaraciones internacionales de los candidatos han sido escasas.

El programa de Ciudadanos dedica 22 páginas a “El cambio en política internacional” de un total de 336. No es un tema prioritario. La política exterior es dada a grandes iniciativas con palabras vacías y difíciles de concretar. Allí donde hay algo de precisión, el partido de Rivera centra sus propuestas en más Europa, más América Latina, más seguridad, algo más de China y una ayuda al desarrollo hasta el 0,7% con un pacto de Estado, con especial interés por la iniciativa privada.

Pero hay algunos detalles significativos:

1. La culpa siempre es de los mismos. Una estrategia central de Ciudadanos en campaña es elogiar las presidencias de Adolfo Suárez, Felipe González y José María Aznar y despreciar las de Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. En política internacional, también pasa: la caída de peso internacional de España se debe a la crisis, la corrupción y “al claro desinterés de los dos últimos presidentes”.

2. Las prioridades: Europa y América Latina. Rivera ha dicho en Bruselas que su ideal son los Estados Unidos de Europa. Ciudadanos es un partido que quiere más integración europea. Habla incluso de una “Constitución europea de carácter federal” y retomar el ingreso de Turquía en la Unión o una política energética común. También quieren retomar el papel de España como aliado estratégico en América Latina, que es “el espacio geopolitico con mayor relevancia estratégica par el diseño político del próximo siglo”. Ciudadanos pone una condición para ese movimiento: el abandono de toda “la retórica improductiva”. La referencia a algunos países rebeldes con Venezuela a la cabeza es evidente.

3. Pero Asia, también. La prueba de que en política internacional todo es factible es que, junto al nuevo foco en América Latina, Ciudadanos apuesta a la vez por apostar por Asia. Será el “siglo de Asia”, apuntan, y añaden: “Nuestra mayor inserción en Asia supondría completar el ciclo de globalización de la política exterior española”, dice el programa.

4. Si hacemos falta en Siria, iremos. Ciudadanos reconoce que la guerra en Siria queda por encima de su capacidad de decisión: “considerando la enorme complejidad que atraviesa la zona”, un gobierno de Rivera solo ayudaría en función de “nuestra responsabilidad solidaria con nuestros socios europeos y de la OTAN”, tras pasar por el Congreso.

5. De Israel y Palestina, lo que digan los demás. Si hay algún tema espinoso, es el conflicto más largo de Oriente Medio. Ciudadanos reconoce que es un tema no solo internacional: sus “consecuencias conectan con la sensibilidad y solidaridad de nuestros ciudadanos”. Pero no va más allá. Se limita a apoyarse en una resolución del Parlamento Europeo donde pedía el vago reconocimiento de Palestina: “Apoya en principio el reconocimiento del Estado palestino y la solución de dos Estados”.

6. Autodeterminación para el Sáhara Occidental. Ciudadanos cree que el Sáhara Occidental debe poder autodeterminarse porque es “territorio pendiente de descolonización”. Ciudadanos pide a Marruecos “el compromiso activo a favor de una solución justa, duradera y mutuamente aceptable por las partes”.

7. Ojo al cinturón saheliano. La región que más destaca en el ámbito de la seguridad exterior como “zona vital” es “el cinturón saheliano”: la zona sur del Sáhara que incluye zonas de Mali, Níger o Chad. “La seguridad y paz en España se establece y defiende también más allá de nuestras fronteras”, dice el programa de Ciudadanos. Allí van a colaborar más con los países de la región y coordinarse con quien también lo vea como una prioridad.

8. Más capacidad de Defensa. Ciudadanos no dice que debe aumentar el presupuesto militar, pero pide en al menos dos ocasiones que la “capacidad” española debe mejorar. La ambigüedad es evidente: España debe “aumentar la coordinación, capacidades y dotación de medios”, dice el programa, sin más detalles.

9. Un reparto mejor de refugiados. Ciudadanos pide, como es lógico, que todos los países asuman su parte de responsabilidad en la gestión de la entrada de refugiados con los países que tienen frontera. Exige por ejemplo una mejor financiación del Frontex, la agencia de “salvamento y vigilancia” de la UE.

10. Gibraltar, español. “Ciudadanos apuesta por la descolonización a través del diálogo político con el Reino Unido”, dice el programa.