ELECCIONES GENERALES

El abogado de UPyD que quiere tumbar las encuestas

Andrés Herzog, el candidato magenta, denuncia la “vulneración del pluralismo en esta campaña” y dice que dará la sorpresa el 20-D.

Andrés Herzog, candidato de UPyD a la Moncloa

Andrés Herzog, candidato de UPyD a la Moncloa

Centrado en una frenética campaña electoral con multitud de actos en la calle, Andrés Herzog (San Sebastián, 1974) apenas tiene tiempo en los días previos a la cita con las urnas. El líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) sabe que él y sus correligionarios tienen pocas opciones. Por eso apura cada segundo en busca de apoyos, no quiere caer en el desánimo que señalan las encuestas y espera lograr representación en el Congreso de los Diputados.

Su formación como letrado, con una licenciatura en Derecho por la Universidad de Navarra y un Máster en Asesoría Jurídica de Empresas por el Instituto de Empresa, va en consonancia con su carácter. Herzog huye de estridencias y se ciñe a la letra y el espíritu de sus ideas. Entre las declaraciones altisonantes y los datos tozudos, se queda con lo segundo. Pero al hablar de estas elecciones, escoge la ilusión y el optimismo, aunque los augurios no sean los mejores. “Podemos ser la gran sorpresa de estas elecciones”, afirma en conversación con EL ESPAÑOL.

“Las últimas encuestas ya nos dan presencia en el Congreso”, presume. Y basa su pronóstico en las sensaciones que dice estar encontrando “a nivel de calle”. “Estamos en una trayectoria ascendente, no hay nada escrito y la gente no se deja engañar tan fácilmente”, asevera. Este mismo jueves el número uno de UPyD ha celebrado un acto electoral en la madrileña glorieta de Cuatro Caminos, donde se ha sometido, una vez más, a las preguntas de los ciudadanos. Y por la tarde ha acudido a la administración de lotería Doña Manolita, donde miles de personas buscan la suerte en la lotería del Gordo.

Rosa Díez y Andrés Herzog buscan la suerte pidiendo el voto en Doña Manolita.

Rosa Díez y Andrés Herzog buscan la suerte pidiendo el voto en Doña Manolita.

Campaña en la calle, a la fuerza

Herzog está acostumbrado al esfuerzo. Como deportista profesional, llegó a ser subcampeón de España de judo y preolímpico de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Quizás por ello no desespera y espera tumbar esos sondeos. Como sus combates en el pasado, la campaña elegida por UPyD para estas elecciones le está costando muchos sudores. “Es la misma campaña que hemos hecho siempre, muy a pie de calle, hablando con los ciudadanos”. “Ya que no nos invitan a los programas de televisión, damos la cara con los ciudadanos”, afirma Herzog, que, junto con un grupo de militantes, acudió a la puerta del debate a cuatro emitido en Atresmedia como forma de protesta por su exclusión del mismo.

Al igual que sus compañeros de partido, el candidato está indignado por el trato dispensado por los medios de comunicación y por la Junta Central Electoral. “Está siendo especialmente llamativo cómo se está vulnerando el pluralismo político, respecto a nosotros y a Izquierda Unida, en esta campaña”. “Hay que explicar que el pluralismo político está pensado para los ciudadanos, para que puedan tener suficiente información sobre todos los partidos y elegir en libertad”, agrega. “Esto afecta a la calidad de la democracia”, apostilla a este respecto. Frente a su invisibilidad, ellos se han centrado en los actos de calle y en las redes sociales.

La regeneración

Además de PP y PSOE, las encuestas señalan que los emergentes Ciudadanos y Podemos tienen grandes opciones en estas elecciones. En cambio, UPyD, con un discurso similar en materia de regeneración democrática, apenas tiene posibilidades, según todos los sondeos. “Lo importante no es tanto lo que se dice, sino lo que se hace, los hechos, y nosotros tenemos la fuerza de los hechos de nuestro lado. Eso no lo pueden decir otros partidos”.

El desgaste de UPyD se acentuó tras no llegar a acuerdos electorales con Ciudadanos. Herzog siempre ha defendido, en línea con su antecesora, Rosa Díez, que ese pacto no era necesario. Y, más allá de las encuestas, argumenta que “nosotros hemos llevado a los corruptos de PP y PSOE a los tribunales, y Ciudadanos les da los gobiernos, al de los ERES en Andalucía y al de Gurtel y Púnica en Madrid, esa es la diferencia”.

El peor año de UPyD.

El peor año de UPyD.

Sea por no llegar a ese acuerdo con el partido de Albert Rivera o sea por otros motivos imponderables, el caso es que este 2015 ha sido el annus horribilis para UPyD. Sus batacazos electorales en Andalucía y en las autonómicas y municipales generaron una división interna sin precedentes que casi acabó en ruptura. Finalmente, los militantes apostaron por este abogado respaldado por Rosa Díez.

Trayectoria

Herzog llegó a UPyD en 2011, después de las elecciones generales en las que UPyD obtuvo 5 escaños y grupo parlamentario propio. Se incorporó como secretario general en el Congreso y como director jurídico del partido. Provenía del bufete Garrigues, el más grande del país, donde alcanzó el cargo de asociado, paso previo al estatus de socio, según explican desde su partido. Antes de ser número uno del partido, se hizo célebre por su pelea como abogado del partido en los casos de corrupción, sobre todo en los relacionadas con el caso Bankia y sus diferentes vertientes.

El problema para él y para UPyD es que si siguen perdiendo representación en los parlamentos, también se quedarán sin fondos para seguir personados en esas causas. “Lo que otros se han gastado en propaganda política, en grandes carteles, nosotros lo hemos gastado en combatir a los corruptos, y eso ha requerido un gran esfuerzo financiero y humano”, explica. “Lo importante es que queremos seguir haciéndolo. Para poder seguir, necesitamos la confianza de los ciudadanos, que nos presten su respaldo, porque si no, no podremos seguir”. “A pesar de los problemas, hoy nos mantenemos en las principales causas, como la de Bankia, la de las preferentes, las tarjetas black... Eso es regeneración práctica y no solo de palabra”.

Andrés Herzog espera dar la sorpresa y entrar en el Congreso.

Andrés Herzog espera dar la sorpresa y entrar en el Congreso.

La división del partido

El hoy aspirante a la Moncloa se alzó como líder de UPyD el pasado verano, en un durísimo congreso del partido donde peleó contra Irene Lozano, quien tras su derrota dejó la formación y hoy es la número cuatro en las listas del PSOE por Madrid. ¿Ha influido esa división interna en el devenir político de su partido? “Sin duda, las disputas en los partidos se castigan electoralmente, pero lo importante es que eso es el pasado, ahora somos un partido muy unido, y con coherencia, porque este proyecto defiende lo mismo en todos los sitios”.

“Nosotros defendemos suprimir los privilegios territoriales en todas partes, tanto en Madrid como en Navarra o País Vasco. En cambio, tanto los del bipartidimo como los nuevos del 'bis partidismo' -en referencia a Podemos y Ciudadanos- dicen una cosa en un sitio y dicen otra cosa, o la contraria, en otro sitio”. Escuchar a Herzog es, por momentos, como escuchar a Rosa Díez, su valedora política.

Llegados a este punto de la conversación, se hace indispensable preguntar a Herzog qué le parece que sus dos grandes rivales en aquel cónclave, Irene Lozano y Toni Cantó, estén hoy en PSOE y Ciudadanos, respectivamente. “Hay gente que entre los principios y los sillones, opta por los sillones. Más allá de eso, a quienes habría que preguntar es a los partidos que han fomentado el transfuguismo, y ahí están el PSOE y Ciudadanos. Hablan de regeneración pero no se lo creen”.

"Contamos con Rosa"

¿Y qué papel juega hoy su valedora y amiga Rosa Díez en UPyD? “Rosa está ahora mismo metiendo papeletas en el sobre, como afiliada de base que es. Ayer estuvo en Valencia, está implicada en la campaña, contamos con su experiencia. Es un activo del que no podemos prescindir”. Y a renglón seguido defiende que “en UPyD tenemos cantera, porque contamos con personas de la talla de Fernando Savater, Andrés Trapiello y Fernando Iwasaki, que han dado un paso adelante y se han incorporado a la lista en el Senado. Frente a los fichajes, el transfuguismo y el espectáculo de la política, aportamos esa cantera”.

La última cuestión también se impone. Pase lo que pase este domingo, ¿cuál será el futuro de UPyD? “Un futuro muy largo y brillante, porque tendremos el futuro que tengan nuestras ideas, y hoy en día son imprescindibles”, sostiene con una sonrisa. “Somos el único partido que defiende la igualdad de los españoles, que tengamos solo un sistema sanitario y no diecisiete, también el único que defiende combatir la corrupción de verdad y acabar con el despilfarro y con la politización de las instituciones”. Esperanzado por convertirse en diputado gracias a los votos, Herzog afirma que “muchas veces hemos trabajado fuera de las instituciones, haciendo más oposición que los que estaban en el Parlamento. Más importante que el tamaño del grupo parlamentario es el tamaño de las ideas, y las nuestras siguen siendo grandes”.

Herzog está indignado por el trato dispensado por los medios.

Herzog está indignado por el trato dispensado por los medios.