Imagen de archivo de una manifestación en Madrid por los derechos LGTBI.

Imagen de archivo de una manifestación en Madrid por los derechos LGTBI. EFE

Supermercados

Alimentación saludable, bebidas isotónicas y preservativos: así es la cesta de la compra LGTBI

Según el informe 'Consumo con Orgullo' de Nielsen, este colectivo compra online un 11% más y compra menos marcas blancas.

Nerea San Esteban

El mito se confirma: el colectivo LGTBI se cuida más que el hetero. Es la principal conclusión que se extrae del informe Consumo con Orgullo, elaborado por Nielsen, uno de los primeros estudios realizados en España sobre este tema y que reseña que la cesta LGTBI es más sibarita: sale hasta un 40% más cara

¿Qué significa esto? "Es un colectivo que acoge las innovaciones, que es marquista y que está bien informado", explica la directora de innovación de Nielsen, Patricia Daimiel. En este sentido, y aunque un 24% se inclina por hacer toda la compra en el mismo establecimiento, el consumidor LGTBI prefiere las marcas de fabricante, ya que compra un 19% menos de productos de marca blanca que el público hetero.

Además, según el estudio, el colectivo LGTBI tiene como imprescindibles en su cocina los productos Bio, sin lactosa, enriquecidos y las leches vegetales, que consumen entre 3 y 4 veces a la semana. Como contraste a estos productos, cabe destacar que en su cesta son también habituales las bebidas alcohólicas de alta graduación, las isotónicas y las energéticas.

Una alimentación saludable no es suficiente para llevar una vida sana, pero sí encuentra su complemento perfecto en el deporte. Aquí también se encuentran varias diferencias entre los LGTBI y los hetero. Prefieren los deportes individuales (crossfit, natación, deportes de fuerza...) y sus motivaciones van desde la salud hasta la estética (un 40% más) pasando por querer reducir el estrés del día a día (también un 40% más).

El colectivo LGTBI es, a fin de cuentas, un early adopter del consumo. Así lo cree el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, que explica que definen las tendencias y están un año o dos antes que los demás respecto a qué comemos, cómo nos vestimos, etc.

Sexo y protección

Cabe destacar que este colectivo compra un 35% más de preservativos que el hetero, aunque dentro de los LGTBI se encuentran diferencias por edades. En concreto, los que tienen entre 40 y 70 años compran dos veces más. "Intuimos que es por la preocupación y concienciación respecto al VIH y las ETS", apunta Daimiel.

El informe también detecta además que los LGTBI del tramo de edad señalado se encuentran más seguros en el sexo.

Series, museos y compras por internet

El colectivo LGTBI está interesado en la cultura y acude más a museos y festivales de música que el hetero. En cifras, un 55% y un 61% más, respectivamente. También acude más al teatro (+41%) y sale por la noche de bares y discotecas (+41%).

Como dato curioso, ven series un 15% más que los hetero. Se inclinan por HBO, que consumen un 69% más, seguido de Amazon (+31) y Netflix (+26%). "En la mayoría de las series se incluye una parte de la trama LGTBI, lo que evidencia que es un público muy importante", dice Núñez.

Además, es un consumidor "muy tecnológico y exhaustivo con lo que va a comprar". Así, compra un 11% más online que los heteros y está conectado a Internet unas 5 horas al día, una hora más. De hecho, utilizan Internet para relacionarse un 16% más.

Desde Nielsen aseguran que conocer los gustos y preferencias del colectivo LGTBI es una "gran oportunidad" para fabricantes y empresas, ya que "todavía este consumidor está expuesto a más discriminación, lo que debe ser tenido en cuenta por las marcas a la hora de acercarse y conocer sus demandas y necesidades", apunta Núñez.