Vivienda

La vivienda sale a flote tras ocho años de precios sumergidos

Los precios de la vivienda repuntan en 2015 dejando en el retrovisor la depresión del sector inmobiliario desde 2007.

Los precios suben hasta el 8,5% en grandes capitales.

Los precios suben hasta el 8,5% en grandes capitales. Efe

Suben los precios. Se elevan para casi todos. Las grandes ciudades lideran la recuperación de precios del sector de la vivienda en España, mientras que las pequeñas provincias permanecen todavía debilitadas y en estado de ajuste. El precio medio creció un 1% interanual, hasta 1.345 puntos, según los datos registrados por la tasadora Tinsa sobre vivienda terminada.

.

.

A la cabeza de la recuperación se encuentran capitales como Madrid (3,8%, hasta 2.088 euros el metro cuadrado) y, sobre todo, Barcelona (+8,5%, hasta 2.455 euros), que acoge una mayor entrada de dinero foráneo. Tinsa, que realiza tasaciones de inmuebles por toda la geografía nacional, identifica dos velocidades en el mercado. En 21 provincias y diez capitales hay ascensos, mientras que en nueve provincias y otras diez capitales siguen los descensos superiores al 5%.

Según el análisis de Tinsa, "la prudencia aconseja interpretar los incrementos de precios en clave de estabilización. El incipiente cambio de tendencia se apoya sobre valores de mercado en mínimos, con lo que la normalización progresiva del mercado puede traducirse en porcentajes de evolución llamativos al alza, que previsiblemente tenderán a moderarse en los próximos meses".

Madrid, Cataluña y Baleares son las tres regiones que han dado un giro a la tendencia, con alzas que oscilan entre el 2,7% y 5,3%, respectivamente. En el extremo contrario, Navarra que ha registrado el mayor descenso en el valor medio de las viviendas con una caída del 8,5%, seguida Murcia y Aragón, con descensos del 4,3% y 3,6%, respectivamente.

"El retorno al crecimiento económico, la recuperación del mercado laboral con la creación de unos 425.000 empleos en un entorno de estabilidad financiera y de condiciones de financiación relativamente favorables animaron la recuperación de la confianza del consumidor y, con ello, el crecimiento de las ventas de viviendas", señalan en un informe los analistas de BBVA Research, que sitúan en el último trimestre de 2014 los primeros síntomas de subidas de precios. De hecho, la primera subida interanual del precio de la vivienda se registró en octubre.

.

.

Récord de inversión inmobiliaria

Buena parte de la culpa de esta dualidad en la evolución de precios se encuentra en la fuerte presión del dinero extranjero, que ha protagonizado un récord de actividad inversora, sobre todo, en el sector comercial y de oficinas. En 2015 se realizaron transacciones por valor de 13.000 millones de euros, un 30% más que en 2007, un 25% superior a la cifra de 2014 y casi tres veces la registrada en 2013, según datos de la consultora CBRE.

Los fondos extranjeros dieron buena cuenta de las rebajas inmobiliarias, ha sacado al mercado de su tendencia bajista registrada desde el pinchazo de la burbuja en 2007. Una de las grandes razones de este inesperado 'boom' inversor se encuentra en las socimis (sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria). Desde su instauración, una quincena de ellas ha debutado en la bolsa española, aportando liquidez a sus propios accionistas, pero sobre todo al mercado, facilitando la desinversión a grandes inversores. En 2015 han realizado inversión valoradas en más de 4.000 millones, centrándose, sobre todo, en edificios emblemáticos.

¿Cuánto tarda en venderse una vivienda?

Junto a la mejoría de precios y el aumento de la inversión, el ladrillo asiste a un aumento de su liquidez en forma de reducción del plazo necesario para vender una propiedad. El tiempo medio bajó un 3,7%, hasta 10,2 meses. Sin embargo, aquí, de nuevo, la diferencia entre unas regiones y otras es abismal.

Cantabria es la provincia donde más tiempo se requiere (18,6 meses), mientras que en la ciudad autónoma de Ceuta se situó en tan sólo 3,7 meses. Entre las cinco mayores capitales españolas, ese rango temporal se estrecha y se sitúa entre los 5,8 meses de Madrid, los 6,1 de Barcelona o 6,5 en Zaragoza. Sevilla y Valencia se descuelgan con 9,5 y 13,5 meses necesarios para vender una casa.

Otro de los indicadores relevantes recogidos en el informe de Tinsa es el esfuerzo necesario para adquirir una vivienda en propiedad. “Desde el primer punto de vista, en España se necesitan 5,9 años de sueldo familiar para afrontar la comprar de una vivienda medida, frente a los 8,1 años que se alcanzó en el punto álgido del “boom inmobiliario”, gracias al ajuste de precios realizado durante la crisis y el abaratamiento de las condiciones financieras”, señalan los expertos de la tasadora inmobiliaria.

Según sus cálculos, desde 2007 se ha reducido el porcentaje de los ingresos brutos destinados al pago de la vivienda desde el 33% de 2007 al 22% actual en 2015. También en este caso no se debe al aumento de los salarios, sino, de nuevo, al desplome superior al 40% en los precios.