F1

Los grandes no le quitan ojo a Sainz

Con un posible asiento en juego en Mercedes y Ferrari junto a la finalización de contratos de varios pilotos claves la parrilla entera se enfrenta a una revolución aún mayor que la que sufrirán los monoplazas en 2017.

Carlos Sainz, a los mandos de un Toro Rosso.

Carlos Sainz, a los mandos de un Toro Rosso. Getty Images

  1. Mundial de Fórmula 1
  2. Carlos Sainz Jr.
  3. Escudería Ferrari
  4. Mercedes AMG F1 Team
  5. Equipo Red Bull

El mercado pilotos comienza a caldearse a medida que avanza la temporada convirtiendo cada Gran Premio en una final que enfrenta a jóvenes en busca de un ascenso con aquellos pilotos que tratan de mantener su estatus en uno de los mercados más competitivos que existen.

Carlos Sainz, padre y manager del piloto madrileño que está protagonizando una gran segunda temporada en Toro Rosso, es consciente de que rara vez se abren tantas puertas y opciones en la Fórmula 1.

A raíz de la rompedora decisión de Helmut Marko de permutar a Kvyat por Verstappen que convulsionó al paddock el manager/padre ha comenzado una ‘ronda de consultas’ ofreciendo a su hijo a diferentes equipos, comenzando por los más fuertes en busca de la mejor opción para un hijo que en casa Red Bull no ve claro el ascenso al primer equipo.

Opción Ferrari

Algo tiene que estar haciendo bien el piloto español para que desde un equipo como Ferrari, que sólo ficha a talentos consolidados con pódiums y victorias a sus espaldas, no rechace de entrada la posibilidad de un futuro vestido de rojo para Carlos Sainz.

Lamentablemente para las ‘prisas’ del madrileño, EL ESPAÑOL ha podido saber que a día de hoy “en Ferrari los pilotos no son una prioridad” debido a que los italianos están centrados al 100% en culminar los aspectos técnicos que les separa de Mercedes, toda vez que el piloto que ambicionaban -Max Verstappen- queda fuera de su alcance por el blindaje contractual realizado tras su ascenso a Red Bull.

Lo que sí ha podido confirmar este diario es que Carlos Sainz está en el radar del equipo italiano, lo que a día de hoy es algo verdaderamente excepcional conociendo la trayectoria de los de Maranello.

¿Subido a una bala de plata?

La confirmación del seguimiento de Sainz por el radar italiano está en el hecho de que se vea más a los Sainz, padre e hijo, junto a Niki Lauda que en el hospitality de Toro Rosso, en un intento quizás de dejar caer a Pascal Wehrlein el nombre de su hijo como alternativa ante el final de contrato de Nico Rosberg con el equipo que domina la Fórmula 1 actual a final de temporada.

Mercedes está en medio de la renovación de Nico Rosberg, confirmada por el propio Lauda. Quién sabe si precisamente este ha sido el motivo de la obediencia del alemán ante la orden de dejarse superar por su máximo rival en el circuito del principado en el GP de Mónaco.

Wolff y Lauda de momento optan por la política conservadora manteniendo a unos pilotos conocidos que garantizan resultados siempre y cuando logren retener a un Lewis Hamilton al que en todas las entrevistas le preguntan por un hipotético futuro en Ferrari.

Red Bull sueño o realidad

El sueño de ser campeón del mundo lo tiene Carlos Sainz desde pequeño y es probable que una vez dentro el universo Red Bull sus fantasías le convirtieran en número uno a bordo de un coche diseñado por el genio de Adrian Newey.

Sainz, durante el Gran Premio de Canadá.

Sainz, durante el Gran Premio de Canadá. GTRESONLINE

El despertar de ese sueño ha sido traumático para el español tras ver cómo la recompensa del equipo ha sido para su compañero y rival Max Verstappen quedando sus méritos y esfuerzos en un segundo plano.

El ascenso del holandés ha frenado unas esperanzas que ahora se reducen a la capacidad por parte de Ferrari de seducir a Ricciardo como única opción de subir a un equipo que cada día se parece más al que maravilló y dominó durante cuatro largos años.

Renault vs Toro Rosso, mismo motor pero…

Desde Reino Unido recientemente se hablaba del interés de Renault en recuperar a James Allison pero desde EL ESPAÑOL podemos anticipar que en Ferrari el británico no estaba cuestionado y que las voces de la posible llegada de James Key desde Toro Rosso le sitúan como refuerzo, no como reemplazo en la dirección técnica. Arrivabene ha sido tajante sobre la salida del técnico británico: “Es absolutamente falso”, ha confirmado.

Mientras, desde España se han aprovechado las buenas palabras de Alain Prost en favor de Sainz para situar al madrileño en la órbita del equipo francés. El gran campeón francés “pondría a Carlos Sainz con Sebastian Vettel en Ferrari. Es una cuestión de equilibrio”. La leyenda afirma que “hablamos poco de Sainz. Me gustaría ver cómo evolucionaría en un equipo puntero”.

El problema es que dado el estado actual de Renault no es previsible que en 2017 puedan desarrollar un monoplaza más competitivo que el futuro Toro Rosso, que usará el mismo propulsor galo pero que se beneficiará de toda la parte posterior que será idéntica a la del Red Bull del año próximo. Toda una garantía de éxito y competitividad.

Williams

Otro de los equipos con plazas vacantes para 2017 es Williams, un equipo más puntero que Toro Rosso pero que no garantiza capacidad de estar lo suficientemente arriba como para luchar por la victoria. Firmar con Frank Williams significa varios años de lealtad y una cláusula que quizás en un futuro nadie quiera pagar.