Fútbol Internacional

Los ultras del Bastia pegan a los futbolistas del Lyon en pleno terreno de juego

El incidente ha obligado a que el partido de la liga francesa se suspendiese al descanso tras haber sido retrasado su inicio. El jefe de seguridad del club también agredió a un jugador.

Así se pegaron los ultras del Bastia y los jugadores del Lyon.

Así se pegaron los ultras del Bastia y los jugadores del Lyon. Televisiones

  1. Fútbol Internacional
  2. Olympique de Lyon
  3. Ultras deportivos
  4. Violencia deportiva

El encuentro de la Ligue 1 francesa entre Bastia y Olympique de Lyon se ha suspendido al descanso debido a la pelea entre los ultras locales y los jugadores visitantes. Los primeros irrumpieron en el terreno de juego y empezaron a encararse con los futbolistas del Lyon. Los empujones y hasta los balonazos protagonizaron el altercado.

Estos incidentes se produjeron antes del inicio del partido, que debía comenzar a las 17 horas de este domingo, pero que se retrasó al no asegurar la seguridad de los futbolistas.

Después de unos minutos de tensión, amenazas, agresiones y persecuciones, incluso hasta el túnel de vestuarios, las fuerzas de seguridad presentes en el estadio consiguieron que los integrantes del Olympique se retirasen a la caseta visitante. Allí estuvieron durante unos minutos, furiosos por lo ocurrido. Tras aceptar jugar, hubo aplausos de la afición local cuando el conjunto visitante regresó al césped para volver a calentar.

Tras disputar la primera parte, el encuentro fue interrumpido tras llegar al descanso, donde volvió a haber incidentes. Fue ahí cuando los jugadores del Olympique de Lyon se negaron a volver a salir.

Otra vez se había repetido la escala de violencia, esta vez incluso viendo algo insólito en un campo de fútbol. Un miembro de seguridad del Bastia agredió a Diakhaby, jugador del Lyon. Según informó Bein Sports, el agresor es el jefe de seguridad del Bastia. Tras eso, el partido quedó suspendido, a falta de la segunda mitad por jugar.

La imagen más tensa de todo el enfrentamiento fue el careo entre Memphis Depay y uno de los ultras del Bastia. Los aficionados involucrados en el suceso fueron cerca de 50, según detalló el diario L'Équipe en su edición digital.

Estos altercados suceden a los registrados este jueves en el campo del Olympique de Lyon, esa vez con seguidores del Besiktas turco. Al día siguiente, la UEFA anunció la apertura de un procedimiento disciplinario contra los dos equipos por los incidentes.

El organismo europeo imputó al club francés una "organización insuficiente" y le acusó de permitir la introducción de bengalas en el recinto y de autorizar la presencia de aficionados en las escaleras de las gradas que bloquearon las salidas.