Eurocopa de Fútbol 2016

Putin: "No entiendo cómo 200 rusos le dieron una paliza a miles de ingleses"

Jaleado en un foro económico, el presidente ruso pidió que "todos los hinchas violentos reciban el mismo trato".

Putin en su comparecencia.

Putin en su comparecencia. REUTERS

  1. Eurocopa de Fútbol 2016
  2. Selección fútbol Rusia
  3. Ultras deportivos
  4. Vladimir Putin

El presidente ruso, Vladímir Putin, lamentó este viernes que las peleas entre aficionados sean el centro de atención de la Eurocopa de Francia y demandó que todos los hinchas violentos reciban el mismo trato por parte de las autoridades.

"Se presta menos atención al fútbol que a las peleas de los aficionados. Es muy triste y lo lamento. Pero la responsabilidad por los incidentes debe ser personificada y el trato a los transgresores debe ser el mismo para todos", dijo en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Putin calificó de "un despropósito absoluto" la batalla campal protagonizada por aficionados rusos e ingleses en Marsella, aunque se mostró sorprendido por la versión de la pelea ofrecida en medios occidentales. "No entiendo cómo 200 hinchas rusos le dieron una paliza a varios miles de ingleses", dijo entre aplausos de parte del público que asistía el pleno del Foro.

Tres seguidores rusos de entre 28 y 33 años fueron condenados el jueves a entre uno y dos años de prisión firme por su implicación en las peleas entre hinchas en Marsella el pasado fin de semana al calor del partido de la Eurocopa que enfrentaba a Rusia con Inglaterra.

Los hinchas fueron detenidos el pasado martes en un autobús junto a 40 de sus compatriotas, de los que la mitad quedó en libertad y la otra mitad será expulsada de Francia.

Tras la detención, Moscú advirtió a París de que "la instigación de ánimos antirrusos" puede dañar las relaciones entre los dos países. Los enfrentamientos entre seguidores rusos y aficionados ingleses dejaron el pasado sábado 35 heridos, cuatro de ellos graves y uno en estado crítico.

El jueves, en Colonia (Alemania) dos jóvenes españoles fueron agredidos por un grupo de hinchas rusos y debieron recibir asistencia médica. Cinco de los atacantes fueron rápidamente detenidos por la policía de Colonia y un sexto sospechoso, fue arrestado algunas horas más tarde en el aeropuerto de la ciudad, cuando intentaba tomar un vuelo a Ibiza.