REAL MADRID

Florentino Pérez: "Hay una campaña contra mí"

El presidente del Real Madrid comparece en rueda de prensa para dar su apoyo a Rafa Benítez, defender al club y defenderse de los ataques que entiende como personales.

El presidente blanco durante su comparecencia ante los medios.

El presidente blanco durante su comparecencia ante los medios. Reuters

No bajan tranquilas las aguas por Chamartín. Más bien todo lo contrario y Florentino Pérez ha querido salir al paso para cortarlo de raíz. Primero con una declaración tras la reunión de la Junta Directiva. Después, a preguntas de los periodistas. Nada de crisis, nada de dimisiones y mucho menos de despidos. El presidente del Real Madrid ratificó a Rafa Benítez, a quien mostró todo su apoyo, y atacó a todos aquellos que "intentan hacer de la mentira su razón de ser para deteriorar ya no mi imagen, sino la del Real Madrid".

Rafa Benítez

Nadie tiene duda del mal partido del Real Madrid en el Clásico ante el Barcelona (0-4). "Fue muy malo, todos pudimos verlo", pero en la casa blanca tampoco hay duda de quién es la persona idónea para encauzar el camino. "Benítez fue el entrenador elegido por su profesionalidad, su trayectoria y su competencia y tiene capacidad para sacar el máximo rendimiento a esta plantilla".

Un discurso directo, repleto de confianza para Benítez y con una mensaje escondido: "Esta plantilla ha sufrido un desgaste paulatino desde enero de este año". Mensaje nada cifrado para un Carlo Ancelotti que ha comentado en una radio italiana su disposición a volver a la casa blanca de cara a la próxima temporada. No parece que sea posible.

"Entiendo el enfado de los aficionados, pero es el momento de seguir trabajando. Rafa Benítez acaba de empezar, dejémosle trabajar, que seguro que vendrán los triunfos". Incluido él mismo, pues Florentino negó tajantemente haberle dado ninguna instrucción sobre el 11 del conjunto blanco a Benítez o a cualquier otro técnico que haya estado bajo su mando.

Las mentiras de la prensa

"Lo creo yo, lo cree usted y lo creen todos los aquí presentes". La respuesta fue casi tan contundente como la pregunta: ¿Cree que hay una campaña contra usted? Y Florentino argumentó su respuesta en un caso concreto: "Nosotros no estamos desmintiendo las cosas de forma permanente pero vamos a tener que hacerlo. Comprendo que haya periodistas que quieran desestabilizarnos y yo tengo la obligación de contarlo. El mismo día del partido del PSG, un diario deportivo de Madrid publicó que, según Radio Montecarlo, cenaron juntos el presidente del PSG y Jorge Mendes y a continuación ese mismo periódico dijo que estaba en posición de afirmar que el presidente del Real Madrid estuvo es esa cena. ¡El mismo día del partido! Con lo fácil que es preguntarme a mí...".

Un argumento, entre los varios que expuso, que le sirve para afirmar sin duda que "hay gente que ha hecho de la mentira su razón de ser para deteriorar no mi imagen sino la del Real Madrid, porque piensan que sin mí tienen mayor influencia". Y por si había dudas, una segunda versión: "Lo único que puedo decir es que hay quien intenta perturbar la paz de este club y no lo voy a consentir".

Cristiano Ronaldo

Además, dentro de las mentiras de la prensa, el presidente del Real Madrid incluyó las supuestas peticiones que CR7 le habría hecho sobre la continuidad de Benítez. "Cris jamás me ha dicho que con este entrenador no vamos a ganar nada, ni lo de los capitanes ni nada. Cristiano jamás ha dicho nada de nadie. Es un buen tío y todo lo que se ha dicho estos días de reuniones porque le quiero vender es mentira", explicó. E hizo su defensa extensible a Benzema: "No gana 10 millones netos, creo que no los gana ni brutos".

Efe

Ultras Sur

Además, el presidente blanco cargó también contra los radicales de Ultras Sur, a los que culpó directamente de guiar los cánticos de "Florentino, dimisión" que se escucharon en el Santiago Bernabéu durante y después del 0-4 que el Barcelona le endosó a los blancos el pasado sábado. "Siempre lo empiezan los mismos".

"Desde hace dos años -relató- nosotros decidimos que los Ultras Sur no iban a entrar en el estadio y desde entonces utilizan todo lo que está a su alcance para intimidarme a nivel personal y colectivo. Da igual, no lo van a conseguir", explicó para volver para a su anterior línea argumental: "Me molesta más que algún periódico lo utilice de cobertura, sobre todo si el medio va como un medio serio". Y se dirigió directamente a los socios para terminar de expulsar de los ultras del Bernabéu: "Que me ayuden y nos ayuden a que esta gente no sean protagonistas de nada. No deben estar en el estadio y me gustaría que (el resto de aficionados) no siguieran a personas que tienen como finalidad hacerse con el club cuando su sitio no es el estadio Santiago Bernabéu".