FÚTBOL ESPAÑOL

Salvar al decano del fútbol

Instituciones del Recreativo de Huelva reúnen con el Ayuntamiento para proponer soluciones ante la crisis que atraviesa el club.

8.000 aficionados se manifiestan el 22 de octubre para apoyar al Recreativo de Huelva.

8.000 aficionados se manifiestan el 22 de octubre para apoyar al Recreativo de Huelva. Efe

  1. Deportes

Este jueves se reúnen la asociación de periodistas deportivos, las peñas, los veteranos del Recreativo de Huelva, y miembros del Ayuntamiento de la ciudad con un objetivo: salvar al decano del fútbol español. "Todos sumarán, no sobra nadie", asegura Antonio Ramos, Concejal de Deportes de Huelva, a EL ESPAÑOL. Sobre la mesa todas las partes tratarán de poner soluciones a la crisis que atraviesa el club.

"Estamos comprobando la situación económica general del club para establecer un plan de viabilidad a medio plazo, a cinco o seis años", comenta Ramos negando que estuviesen investigado, como se creía, el proceso de compra del 75% de las acciones por parte de la empresa Gildoy, realizado en 2012. El también Concejal de Presidencia y Relaciones Institucionales, dice que no tiene la menor duda de que la empresa pagase realmente en su momento los 3,2 millones necesarios para la compra.

En la reunión estará también José Sánchez Delgado, presidente de la peña Milenio. “Sin el Recre no existiría el fútbol”, asegura el onubense, que cree que el burofax mandado por Gildoy para demostrar la ejecución de la compra, no demuestra nada. Sánchez comenta que “según el Ayuntamiento no hay papeles” para corroborar que dicha operación se completase. También valoró un primer paso dado esta semana, el anuncio de que el club pasará a convertirse en Bien de Interés Cultural. Se trata del primer club de fútbol que alcanza esa categoría. “Eso nos quita de perder el decanato si desaparecemos”, afirma.

La propia afición ha sido uno de los motivos para que se anuncie esta medida. Rosa Aguilar, consejera de Cultura, comunicó la incoación del expediente para que se le incluya el próximo año. Los recreativistas, “extraordinarios desde el punto de vista humano y de la generosidad”, según manifestó Aguilar, han sido una de las razones de esta calificación. Junto a ellos, el patrimonio documental del fútbol español que posee el Recreativo y el propio decanato también han sido elementos clave. "Es un buen ejemplo para todos los posibles inversores, un respaldo", comenta Ramos, que valora de forma positiva que se haya considerado así a la entidad.

“Esto viene de lejos. El Ayuntamiento vendió al primero que pasó por aquí, y este señor no paga. Compró con todas las consecuencias y con lo que se debía a Hacienda, pero no ha ido pagando. Propuso un proyecto de tres años para subir a Primera y nos tiene en Segunda B, al borde del abismo”, lamenta Sánchez sobre la situación actual del Recreativo de Huelva. “La solución es que se vaya el dueño”, sentencia sobre Pablo Comas Mata, presidente del club.

Los jugadores y el resto de empleados del Recreativo de Huelva llevan cuatro meses sin cobrar y a algunos de ellos los están desalojando de sus casas. Ellos, sin embargo, no protestan. “Son un ejemplo” según afirma Sánchez. “He hablado con algunos de ellos. Cobran sueldos de 1500 euros y los chavales no tienen para pagar” dice Paco Morán, Director de Antena Deportiva Huelva.

“Son futbolistas modestos y el casero llega un momento que les dice que o le pagan o se tienen que ir del piso”, explica Morán. “Los empleados están pidiendo dinero a amigos”. El club tiene una deuda que asciende a los 14,5 millones de euros. Esperan la decisión del Tribunal Económico Administrativo para recuperar el control de sus cuentas. Además, también corren el riesgo de sufrir descenso administrativo.

“El dueño ni paga ni vende; brazos cruzados” afirma Morán sobre Comas. “Él dice que va a seguir siendo dueño hasta que venga alguien ofreciendo dinero para vender sus acciones”, prosigue. Gildoy, con Victor Hugo Mesa y Comas a la cabeza, compraron hace tres años el 75% de las acciones por tres millones. “Según manifestó este verano, Mesa vendió el 40% de las acciones por cuatro millones” comenta el propietario de la cadena de radio, que añade que el vendedor no cobraría hasta que el club no tuviese ingresos por derechos de televisión en Segunda División.

“Comas, vete ya” es el grito unánime de la afición. “Con el dueño del Recre no hay salida, nadie va a meter un euro. La ciudad lo tiene claro: mientras sea dueño del Recre nadie va a ayudar.” dice Morán. A pesar de las manifestaciones, Comas asegura que va a seguir en su puesto y los empresarios que quieren invertir en el club sólo comprarían la deuda, pagando un euro por obtener el club. “Bastante marrón sería ya para un empresario comprar un club en Segunda División B y hacerse cargo de la deuda”, afirma Morán. Comas ha pedido dos millones de euros a los que se han interesado en comprar.

La situación del Recreativo ha provocado que su afición se vuelque para apoyar a su equipo y mostrarse en contra su máximo accionista, Comas. 8.000 personas se manifestaron hace una semana para apoyar al club en mitad de la crisis económica e institucional que atraviesa. Entre ellos se encontraba el propio alcalde, Gabriel Cruz, además de peñas, ex jugadores, trabajadores despedidos… Todos ellos convocados por el Trust del Recreativo de Huelva, una asociación de aficionados con participaciones dentro del club.

“Protestamos contra el propietario, aquel que nos ha dejado sin identidad y nos ha traído hasta el abismo”, aseguró Roberto Sánchez, secretario del Trust, durante la manifestación. “Años de una gestión nefasta nos han hecho perder nuestra identidad, nuestros símbolos, nuestra masa social y nuestro dinero” resumía. También aclaró que los recreativistas “no han abandonado” al club, y que van a trabajar para salvarlo.

A pesar de que Antonio Ramos afirma "que no sobra nadie, que todos suman", Paco Morán destaca que “no hay fisuras entre aficionados, empresarios, políticos, medios de comunicación… Nadie defiende al dueño”. Una valoración sobre el estado actual de una ciudad que trata de encontrar el camino para salvar al Recreativo de Huelva, el pionero del fútbol español y con 125 años de edad, un pedazo de la historia del deporte en España.