Tribunales

La Fiscalía ve un posible delito de injurias a la Corona y ultraje por la pitada en el Camp Nou

El Ministerio Público pide la competencia de la AN por pitar el himno español en presencia de Felipe VI.

Artur Mas, Felipe VI e Íñigo Urkullu, en la final de la Copa del Rey.

Artur Mas, Felipe VI e Íñigo Urkullu, en la final de la Copa del Rey.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ve posibles indicios de delitos de injurias contra el titular de la Corona y de ultrajes a los símbolos o emblemas de España por la pitada que se hizo en el Camp Nou el 30 de mayo de 2015 antes del partido entre el Fútbol Club Barcelona y el Atlétic de Bilbao en la final de la Copa del Rey con la asistencia de Felipe VI .

La pitada de miles de personas en las gradas duró un minuto, mientras sonaba el himno del España. Con el estadio lleno los pitidos se hicieron notar en el Camp Nou, mientras ondeaba una estelada gigante en la zona de seguidores barcelonistas.

Tras los hechos, el Ministerio de la Presidencia envió un comunicado en el que el Gobierno condenaba los ataques a los símbolos que representan al conjunto de los españoles, “a la democracia que los ampara y a la convivencia que comparten”.

El Manos Limpias presentó una querella contra el FC Barcelona, Atlethic Club de Bilbao, y varias asociaciones catalana. A la misma se acumuló unas diligencias de investigación de la Fiscalía Provincial de Barcelona, incoadas a raíz del oficio de la fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal.

Las querellas llegaron al Juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona pero éste lo remitió a la Audiencia Nacional al entender que los hechos son competencia de la Audiencia Nacional. La Fiscalía ha dicho que efectivamente los delitos que se investigan son contra la Corona y por tanto competencia de la Audiencia Nacional.

Pitada convocada

Del caso se desprende que la convocatoria para la pitada fue de Catalunya Acció , presidida por Santiago Espot y Piqueras, adhiriéndose al manifiesto que sirvió de convocatoria otras asociaciones. El manifiesto recogía: " Y el próximo 30 de junio (textual ), en el transcurso de la final de la Copa entre el FC Barcelona y el Athletic Club de Bilbao en el Nou Camp , se nos vuelve a presentar una ocasión inmejorable para manifestar una vez mas que queremos dejar de ser subditos del reino de España para convertirnos únicamente en ciudadanos de una Cataluña independiente. Este episodio deportivo supondrá que el máximo representante político e institucional de España, el rey Felipe de Borbón , haga su aparición en el palco del estadio mientras suenan los acordes de la Marcha Real. Debe ser entonces cuando , proponemos, todos los seguidores catalanes que asistan al partido ( y los que no también ) deben manifestar sonoramente su desacuerdo, tanto por la presencia del monarca como por el sonido de los acordes del himno español, con una sonora pitada, que sin duda acompañaran también los seguidores vascos”. Este comunicado se publicitó en el perfil de Facebook de la entidad.

Según el informe de la Fiscalía, la ley establece la competencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para conocer del enjuiciamiento de los delitos contra el titular de la Corona, su consorte, su sucesor y altos organismos de la Nación y forma de Gobierno. “En base a todo ello, considerando que los hechos relatados pueden ser constitutivos indiciariamente de injurias contra el titular de la Corona y de ultrajes a los símbolos o emblemas de España como delito conexo al anterior, y en consecuencia competencia de este órgano judicial”.