Don Winslow

Don Winslow: decálogo para escribir una narconovela

El autor de 'El cártel' comparte sus mandamientos para escribir sobre la cara más violenta del mundo, inspirada en 'el Chapo' 

Don Winslow

Don Winslow Madrid

  1. Don Winslow
  2. Chapo Guzman
  3. Narcotráfico

Al tiempo que Don Winslow presentaba su nuevo libro, El Cartel (RBA), el Chapo (rey de los carteles mexicanos) se escapaba de la cárcel por segunda vez. La versión oficial era mejor que cualquier novela del escritor: logró esquivar los dispositivos de una prisión de máxima seguridad a través de un túnel de 1.500 metros, con luz y ventilación. Winslow, que escribe de carteles más de 10 años tiene una versión distinta de los hechos: "El Chapo salió por la puerta de delante, sin necesidad de meterse por ningún túnel". Así de tajante. “Cuando el gobierno no extraditó al Chapo a Estados Unidos todos sabíamos lo que iba a pasar. Era solo una cuestión de tiempo hasta que saliera”.

Estos son los mandamientos para pasar el Chapo de la realidad a la ficción: 

1.Crear una cronología

"El tema es tan grande que si no lo sitúas nunca podrás abarcarlo. Lo primero es la historia de México, de Latinoamérica, de Estados Unidos, del tráfico de drogas, historia política y económica. Luego me muevo hacia los documentos de los tribunales, de la policía, de la CIA, de testigos. Luego voy hacia el mundo del periodismo, leo todo lo que se ha publicado sobre el temas, intentando no sacar ninguna conclusión. También busco a las personas involucradas: traficantes, adictos, encarcelados, policías, políticos, abogados, jueces. No quiero llegar a ellos sin un conocimiento básico del tema. Una vez que tengo todos los eventos, empiezo a buscar emociones, actitudes, detalles de la vida diaria. Qué sienten, qué ven, qué huelen, cómo hablan."

2. Escuchar

"Los escritores hablamos más de lo que deberíamos. Tengo la convicción de que todo el mundo tiene una historia, si estás dispuesto a escuchar el tiempo suficiente. Y en una novela como esta es muy importante porque estás intentando hacer un puzzle y de repente alguien dice algo que tú nunca habías pensado antes."

3. Olvidar la objetividad

"Mi responsabilidad con mis lectores es meterles en un mundo que, de otra manera, no podrían conocer, o al menos enseñárselo de una manera distinta a la que están acostumbrados. Para eso necesito acercarme a los personajes, intentar ver el mundo desde su punto de vista, que el lector perciba el mundo a través de los ojos del personaje. Dejar atrás los juicios de valor y mirar los hechos como lo haría el personaje."

El autor de El Cartel

El autor de El Cartel Madrid

4. Mantener cerca la Historia

Pero recordar que no estás escribiendo Historia. "Recuerda que estás escribiendo ficción, aunque esté basada en hechos reales, pero es ficción, tienes opciones, no tienes que contarlo todo exactamente como pasó, ni con un orden cronológico. Tienes esa libertad y esa obligación, para que el lector se entretenga, se asuste, retire información y no se aburra. México tiene razones suficientes para querer liberar al mayor capo de los carteles mexicanos. Primero porque el Chapo les soborna. Si en 2001 se hablaba de dos millones de dolares, ahora sospecho que estaremos hablando de 10 a 12. Y luego el Gobierno le quiere fuera para controlar la violencia de los demás carteles que empezaba a aumentar otra vez. Teniéndole fuera, puede asegurar la paz relativa que se había vivido durante 10 años, como cabeza del cartel más poderoso y que ganó la guerra que mató casi 100 mil personas. Si has tenido a 100 mil muertos antes y estás desesperado por parar la violencia y eso significa que tienes que soltar al Chapo, pues que así sea. Y no les puedo culpar. ¿Por qué tiene México que pagar con sangre el problema de drogas de Estados Unidos y Europa? Lo que tenemos que hacer es legalizar las drogas, sacarlas de las manos de los criminales, apartar el poder y los beneficios de los carteles."

5. No apartar las emociones 

"Parece una contradicción con lo anterior pero no lo es. Para hacer bien este trabajo tienes que separarte de tus prejuicios pero tienes que dejar una puerta abierta a tus emociones. La tentación de cerrarla es grande porque estás hablando de cosas tan terribles que te gustaría no tener que sentirlas pero es necesario para que escribas una buena historia."

6. No olvidar los sonidos

"Cuando llegas a una escena es importante fijarte en que sonidos puedes trasmitir con las palabras. Una escena violenta se describe mejor con palabras con consonantes duras o sibilantes. Las vocales abiertas y alargadas pueden ayudarte a trasmitir tristeza, por ejemplo."

7. Apartar la violencia del objetivo a veces

"Al inicio del libro los actos violentos ocurren delante de tus ojos, con mucho detalle pero a medida que el libro avanzaba, me daba miedo banalizarlos con su repetición, como pasa en la vida real. Así que pasé a escribir sobre las reacciones de los personajes al hecho, más que sobre el acto violento en sí mismo."

8. No olvidar el papel de las mujeres

"Es muy interesante en la nueva era de los carteles, dejan atrás su papel secundario y asumen posiciones de mando, de poder."

9. El punto de vista

"Tienes que coger el mejor punto de vista para cualquier evento, el mejor personaje, la mejor manera de contarlo… y cuando lo tengas todo probablemente tendrás de cambiarlo otra vez. Una, dos, tres veces. Hasta que encuentres el correcto."

10. Prohibido suavizar el horror

"Puedes sacarlo de escena a veces, pero al final del día tienes que confrontarlo. Por el libro, por los lectores y por ti mismo. Hacer otra cosa es deshonesto. Es difícil, cansa escribir sobre estas cosas, quieres huirles, no hacerlo pero no puedes."