CAOS EN LA FILMOTECA ESPAÑOLA (I)

Alarma: la Filmoteca Española en “estado crítico”

Trabajadores del ICAA denuncian el proceso de desmantelamiento que han sufrido en los últimos años por el Ministerio de Cultura. Los expertos en conservación y restauración se han sustituido por funcionarios que no conocen el trabajo.

Fachada del Cine Doré, una de las sedes de Filmoteca Española.

Fachada del Cine Doré, una de las sedes de Filmoteca Española. CC

  1. Cine español
  2. Películas
  3. Patrimonio cultural
  4. Ministerio de Cultura
  5. ICAA
  6. Lorena González Olivares

“Nuestra situación actual es muy crítica y nuestro personal se ha visto muy reducido. Por tanto, no estamos en posición de garantizar el acceso a nuestras colecciones en este momento”. La que escribe esto es Mercedes de la Fuente, actual Jefa de Área de Fondos fílmicos de la Filmoteca Española. Lo hace para no tener que dejar una copia que solicitaba un festival internacional. En el mail, al que ha tenido acceso este periódico, reconoce inconscientemente y para poner una excusa que la institución destinada a la preservación, restauración y difusión de la historia de nuestro cine está en un momento dramático.

Las chinches y las termitas que hicieron cerrar el cine Doré no fueron el peor de los problemas de la Filmoteca, que en los últimos años ha vivido un proceso de desmantelamiento, según denuncian trabajadores del Instituto del Cine y las Artes Audiovisuales (ICAA). En tres años se ha sustituido a un equipo de profesionales que han dado su vida por la Filmoteca por funcionarios de la administración sin conocimientos de conservación y restauración cinematográfica.

EL ESPAÑOL ha conseguido hablar con dos trabajadores del ICAA que señalan a dos personas como las responsables de este acoso y derribo. Una sería la ya citada Mercedes de la Fuente, persona que actualmente hace las funciones de directora tras las prejubilación del anterior responsable, Chema Prado, en marzo de este año. De la Fuente se ha erigido como directora en una situación de vacío de poder e incluso en los folletos que reparte el Cine Doré aparece su firma como Directora de CCR (Centro de Conservación y Restauración), un cargo que los trabajadores denuncian que no existe en el organigrama del Ministerio. La otra persona es Lorena González Olivares, directora del ICAA y superior de Mercedes de la Fuente, que ha asumido el control de una institución que siempre se ha presumido que debería ser autónoma y que según sus trabajadores no había pisado hasta hace menos de un año. “Lorena no la pisó ni una vez antes de que se fuera Chema y ahora está ahí todo el día”, explican a este periódico.

Para la directora del ICAA, Chema Prado tenía demasiado poder, y sobre todo un poder de representación muy grande. Pradó terminó prejubilándose al no aguantar más la situación

Este proceso de lapidación de la Filmoteca comienza en 2013, pero se intensifica en 2014 debido a los enfrentamientos entre la directora del ICAA y Chema Prado. “Según ella Chema tenía demasiado poder, y sobre todo un poder de representación muy grande. Todo el mundo ha criticado que Chema Prado viajara por todos los festivales, pero nadie dice que gracias a eso es amigo de Catherine Deneuve y la ha traído a la Filmoteca. Prado cuidó demasiado la representación y descuidó la gestión, pero hizo un buen trabajo, pero Lorena estaba en contra de eso y le prohibió viajar. Él empezó a hacerlo a título personal, cogía vacaciones y se iba pagándoselo con su dinero”, explican los trabajadores del ICAA.

Esto fue sólo uno de los conflictos que le enfrentaron con Lorena González Olivares, uno de los más importantes vino porque el ICAA intentó que su archivo de películas pasara a la Filmoteca, ante la negativa del director, algo por lo que Lorena le puso la cruz. "Chema se ha prejubilado porque ya no podía estar aquí, se fue forzado por las circunstancias. Ahora hay un vacío de poder dirigido por la directora del ICAA”, cuentan.

Instalaciones del nuevo Centro de Conservación y Restauración.

Instalaciones del nuevo Centro de Conservación y Restauración. MECD

Chema Prado fue, junto a Catherine Gautier, los últimos peones que derribaron desde el Ministerio de Cultura para controlar una institución que ha olvidado su función y que actualmente no tiene un criterio de restauración, ni ayuda a la conservación ni presta copias para otros festivales. “Acabaron con ellos y hubo una campaña de desprestigio. Parece que la culpa de todo la tienen ellos, hasta de que no se haya presentado nadie al concurso de la gestión de la cafetería del Cine Doré. Dicen que eso es porque Catherine programaba cosas que nadie iba a ver”, dicen apesadumbrados. La situación llegó a tal punto que nadie del Ministerio de Cultura fuera a la entrega de la Espiga de Honor de la pasada SEMINCI tal como ha podido saber este periódico.

De momento nadie ha sustituido a Chema Prado, y en la carta en la que anunciaron su despedida se indicaba que habría un concurso y se seguiría el código de buenas prácticas, pero el rumor que corre dentro del ICAA es que esa plaza se convertirá en una para funcionarios en lo que todos creen que es un movimiento para darle el puesto a Mercedes de la Fuente.

Lo primero que hace es echar abajo lo que hizo la responsable anterior. La directora del ICAA dice que no le gustan esas películas y que no va a ir la gente

Otra de las figuras que actualmente han despertado más recelo es la del programador de la Filmoteca, un cargo que no existe en el organigrama y que hasta septiembre y desde el año 1975 realizaba Catherine Gautier, una de las instituciones de la Filmoteca. Su verdadero cargo era Adjunta al director, pero sus funciones respondían más a las de una programadora. En su lugar han colocado a José Manuel Martín Sánchez, que hasta ahora trabajaba en el almacén de fondos y que ahora decide junto a Mercedes de la Fuente y Lorena González lo que se programa.

Gautier dejó cerrada la programación de octubre y comprometida la de noviembre. Ciclos en colaboración con las embajadas de Corea del Sur, Rumanía y Polonia que se realizan desde hace siete años. “Lo primero que hace es echar abajo lo que hizo la responsable anterior. La directora del ICAA dice que no le gustan esas películas y que no va a ir la gente”, el resultado es que alguna de estas instituciones tenía ya imprimidos 1.500 folletos que han tenido que cambiar.

Una profesora de secundaria se ha autoerigido como directora de la Filmoteca y un trabajador del archivo como programador. Todo bajo las órdenes de la directora del ICAA

La plaza de Gautier ha salido a concurso y los trabajadores de la filmoteca creen que las condiciones de la oferta cuadran para que José Manuel Martín Sánchez se quede con ella. “Está haciendo ahora mismo las funciones del puesto al que se presenta. Está de provisional para una interinidad a la que opta. Te presentas a una plaza cuyo trabajo ya desarrollas, además es bastante raro que se convoque una plaza de adjunto al director cuando no hay director ni se ha convocado un concurso para ello”, critican.

El comienzo de todo

La filmoteca española se crea en 1953, y desde hace 40 años había tenido más o menos el mismo equipo. La gente que entró en los años 70 fueron poco a poco consiguiendo cargos de responsabilidad, como ocurrió con Chema Prado. Trabajadores que no entraron como funcionarios del estado, pero que después de trabajar tanto tiempo para la administración se les hizo automáticamente. Se convirtieron en funcionarios, pero eran expertos en su área. El problema viene en el cambio generacional cuando ellos se jubilan y desde Cultura no colocan a gente de nivel en su lugar

Sala del Cine Doré.

Sala del Cine Doré.

“Como su plaza es de funcionario los están ocupando otros funcionarios sin experiencia, y esto es el gran problema: se han cambiado a los expertos por gestores. Toda la filmoteca, todas las decisiones, desde un contrato al préstamo de una película, se han confundido y las toma gente que no sabe. Si eres un gestor entiendo que puedes tomar decisiones sobre la gestión, pero si no eres un experto en cine no puedes decidir qué películas se restauran. Es un conocimiento también material, tienes que saber si este negativo está mal o no”, analizan los trabajadores que han hablado con este medio.

Las jubilaciones llegaron en 2013. El primero fue Alfonso del Amo, Jefe del Archivo, y en su lugar entra Mercedes de la Fuente. Su currículum, como se puede observar en Linkedin están unidos al sistema educativo. Fue Consejera Técnica en el Ministerio de Educación y Consejera de Formación de FP en Castilla y León. “ ¿Tú le darías la conservación del Museo del Prado a un profesor de historia del arte de COU? Pues ella es la jefa de fondo fílmico y se ha autonombrado directora del CCR, un puesto que no existe”, censuran de su nombramiento desde el que se ha convertido en la referencia ante el ICAA.

¿Tú le darías la conservación del Museo del Prado a un profesor de historia del arte de COU? Pues ella es la jefa de fondo fílmico y se ha autonombrado directora del CCR, un puesto que no existe

Al problema de las jubilaciones se une el que durante los últimos veinte años se haya trabajado con gente externa a través de otras empresas en lo que desde dentro califican como “cesión ilegal de trabajadores”, ya que la Filmoteca contrata a una empresa que a su vez contrata al trabajador, pero las órdenes, los horarios… los marca la Filmoteca. “Siempre ha sido así, y algunos estuvieron hasta 18 años. Esas personas no eran tratadas como externos, sino como personal de primer orden. Había un grupo de 9 externos que llevaban entre 9 y 18 años contratados por Indra, pero cuando se les acabó el contrato con Indra les dijeron que adiós. Son gente a la que se tenía que haber funcionarizado”, explican.

Cuando Indra termina su contrato, este sale a concurso para ver qué empresa contratará a los nuevos externos de la Filmoteca. Se adjudica a la oferta más baja que ni siquiera sabía a qué gente pensaba traer, lo que ha dado lugar a que muchos de las personas que han trabajado en esta última etapa no estuvieran calificados. “Esa es la filosofía actual de la Filmoteca”, zanjan estos trabajadores del ICAA que ven como el mundo que idolatraban se ha venido abajo.