Cine

Hollywood vuelve a leer la Biblia

“Ben-Hur”, “The Young Messiah”, “Renacido”... El año que regresan las grandes producciones bíblicas entre el arte y la propaganda.

Joseph Fiennes y Tom Felton, en Resucitado

Joseph Fiennes y Tom Felton, en Resucitado Sony Pictures

  1. Películas
  2. Religión
  3. Cristianismo
  4. La Biblia
  5. Hollywood
  6. Estrenos de cine

Semana Santa. Manta, torrijas caseras, sofá… y La túnica sagrada en Telemadrid por enésima vez. En TVE, una variante similar: cambien la historia épica de Víctor Mature por Quo Vadis?, Rey de reyes, Los diez mandamientos, Ben-Hur… Sí, hubo un tiempo en el que Hollywood hizo de la Biblia un negocio. Luego llegó a la conclusión de que aquellas producciones de los años 50 y 60 eran demasiado costosas. O los gustos cambiaron. O todo junto.

Lo cierto es que el cine bíblico se extinguió como género -si dejamos al margen los cientos de TV movies y producciones de serie B directas al mercado del vídeo-, aunque nunca dejó de interesar a cineastas de forma aislada en un goteo de títulos a través de las décadas: la política El Evangelio según San Mateo (1964), de Pasolini; la incorrecta La última tentación de Cristo (1988), de Scorsese; la devocional La Pasión de Cristo (2004), de Mel Gibson, la reciente revisión de Darren Aronofsky en Noé (2014) o la historia épica de Moisés en Exodus (2015), de Ridley Scott...

Un Jesús brasileño

Quizá en realidad el género bíblico tan sólo hibernó esperando un nuevo renacer. ¿Será 2016 su momento? Cuatro nuevas producciones parecen atestiguarlo. Este año que comienza será el de un nuevo remake de Ben-Hur, dirigido por el ruso-kazajo Timur Bekmambetov. Estará basado en la misma novela de Lee Wallace que ya ha inspirado otros dos largometrajes, incluida la famosa versión de 1959 de William Wyler que protagonizó Charlton Heston, y un telefilme en 2010. Actualmente en postproducción, está protagonizado por Jack Huston (Ben-Hur), Nazanin Boniadi (Esther) y Morgan Freeman (Ilderim), entre otros intérpretes, con el brasileño Rodrigo Santoro (el Jerjes de 300) como Jesús de Nazaret.

Jack Houston, durante el rodaje de Ben-Hur

Jack Houston, durante el rodaje de Ben-Hur

Ben-Hur narra la historia de un destacado príncipe de Judea cuya vida transcurre en paralelo a la de Jesús. La rivalidad con su amigo de la infancia Messala le hará hacer en desgracia y acabar en galeras, pero Ben-Hur logra regresar y vencer a Messala en la ya célebre carrera de cuádrigas, a la que el filme le debe parte de su fama y de sus 11 Oscar, todos a los que optaba menos, curiosamente, el de mejor Guion adaptado. Después, Ben-Hur encontrará a su hermana y su madre en una leprosería. La sangre de Cristo crucificado, mezclada con la lluvia en la escena final, curará milagrosamente a su hermana y su madre.

Reparto español

El año traerá también Resucitado (Risen), otra historia que corre cercana a los hechos del Nuevo Testamento: el centurión Clavius, interpretado por Joseph Fiennes, recibe de Poncio Pilatos un encargo: encontrar el cuerpo de Jesús, el judío que ha sido crucificado y enterrado y cuya tumba ha aparecido vacía. Kevin Reynolds (el responsable del mayor éxito y el mayor fracaso de Kevin Costner, Robin Hood, príncipe de los ladrones y Waterworld, respectivamente) dirige esta producción norteamericana.

En su reparto, nombres extranjeros y españoles: Leonor Watling da vida a la amante del protagonista, Antonio Gil encarnará a José de Arimatea y María Botto a María Magdalena. Rodada entre Malta y Almería, la Alcazaba de la ciudad andaluza sirvió para recrear los barracones romanos, y el desierto de Tabernas y el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar sirvieron de localizaciones. En principio, su estreno está anunciado para el 19 de febrero de este año en EEUU.

'He visto la verdad', dice en el tráiler de 'Resucitado' el personaje de Joseph Fiennes, un centurión que debe encontrar el cuerpo de Cristo que ha desaparecido de la tumba

La pregunta es hasta qué punto la fe puede desligarse del cine. Si estamos ante películas de mensaje cristiano o superproducciones con dinero, en el peor de los casos, o el amor al arte, en el mejor, como únicas metas. En el caso de Resucitado, detrás se encuentra la productora Affirm Films, propiedad de Sony, pero una filial dedicada en exclusiva a películas de contenido espiritual, católico y en algún caso hasta evangelizador. Milagros del cielo, War Room o Soul Surfer son algunas de sus producciones recientes, todas de claro contenido cristiano. Aunque la historia del centurión Clavius es en principio la mirada de un escéptico -un romano de la época- a los hechos que cuenta la Biblia, cabe pensar que la explicación final tendrá que ver inevitablemente con la fe. “He visto la verdad”, dice en el tráiler el personaje protagonista. “Ya no sé en que seguir creyendo”.

Adam Greaves-Neal, como Jesús, en The Young Messiah

Adam Greaves-Neal, como Jesús, en The Young Messiah

Una tercera producción sobre la vida de Jesús, The Young Messiah, llegará el 11 de marzo a las salas de cine americanas, con la firma de Anne Rice (autora de Entrevista con el vampiro y las otras nueve entregas de sus Crónicas vampíricas) en la novela original en que se basa, El Mesías: el niño judío. Y en este caso el punto de vista parece exactamente el contrario: el de una apóstata. Al menos, si no oficialmente -la apostasía es un complejo trámite que ha de cursar el Vaticano-, sí de intención. Rice renegó del catolicismo en 2010, tras casarse con un artista ateo. Curiosamente, es una escritora que se sigue diciendo creyente y devota de Cristo, aunque critica duramente a la Iglesia de Roma.

En 'The Young Messiah', basada en una novela de Anne Rice, el director Cyrus Nowrasteh retrata a Jesús a la edad de 7 años

El filme, producido por Focus Features, nos acerca a un Jesús de 7 años de edad, un periodo del personaje bíblico que los Evangelios dejan sin apenas explicar. Adam Greaves-Neal es el joven actor que lo encarnará, y compartirá pantalla con Sean Bean. Con Chris Columbus como el productor principal -el hombre detrás de la saga de Harry Potter-, la película llevará el sello de un matrimonio declaradamente católico, el director Cyrus Nowrasteh y su esposa y coguionista junto a él Betsy Giffen. “Es importante para nosotros que The Young Messiah inspire a la gente para visitar, o revisitar, la historia de Jesús desde un ángulo totalmente nuevo, uno que se centre en un momento nada explorado de su vida, entre su nacimiento y su crucifixión y resurrección”, explicó el director en un comunicado.

Sin apenas datos contrastables, internet arroja un cuarto título para unir a esta lista sobre el que aún pesan muchos interrogantes: el proyecto Paul The Apostle, una producción en la que estaría involucrado Hugh Jackman para convertirse en pantalla en Pablo de Tarsos, con Ben Affleck y Matt Damon como productores. Aún en desarrollo, en 2015 el proyecto aterrizó en Warner Bros, como publicó Deadline.com.

Cine de perfil alto

Etiquetada como “cine cristiano de perfil alto”, la producción sobre el apóstol obliga a otra reflexión: buena parte de la crítica suele destrozar a estas películas como pura propaganda cristiana, pero Hollywood cree en su rentabilidad. Noé costó 125 millones de dólares y recaudó 362 en todo el mundo. El presupuesto de Exodus fue similar: 140 millones. Su taquilla global, sin ser maravillosa, cumplió los mínimos: 268 millones.

¿Será Ben-Hur ese nuevo taquillazo que abra una nueva era de cine bíblico? Cabría preguntarse: ¿a dónde vas, Hollywood? ¿Quo Vadis?