cuentas al descubierto

El Museo Reina Sofía pierde recaudación y autonomía

En 2015 crecen las ayudas del Estado al museo y cae el porcentaje de recaudación por entradas, a pesar de que según la dirección se ha batido récords de visitantes.

El director del museo, Manuel Borja-Villel, junto a Iñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte.

El director del museo, Manuel Borja-Villel, junto a Iñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte.

  1. Museo Reina Sofía
  2. Presupuestos
  3. Exposiciones

Tal y como aclara el informe sobre las cuentas de 2015 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, publicadas en el BOE, la principal fuente de ingresos de la institución son las transferencias del Estado, que representan el 76,77% de lo ingresado. Este dato pone en relieve la dependencia creciente del museo con la Administración, dado que en 2014 los ingresos estatales eran de 74,7%.

El resto de ingresos proviene, en primer lugar, de la recaudación por las entradas al museo, exposiciones temporales y espectáculos que celebra. Estos suman el 9,43% de lo recaudado. En este capítulo también ha caído el museo, dado que en 2014, como indica el BOE, las ganancias llegaron al 10%. Es alarmante también la caída en patrocinio: si en 2014 sumaron el 7,6% de lo ingresado, en 2015 se quedó en el 6%. De hecho, en 2015 el museo ingresó 2,1 millones de euros en patrocinio, 210.000 euros menos que en 2014.

El museo asegura que ha llegado a los 3,2 millones de visitas en 2015, superando de esta manera su mejor registro. Sin embargo, ese aumento, como vemos, no se ve reflejado en los ingresos de entradas. El subdirector general gerente del museo, Michaux Miranda, asegura a Europa Press que se debe a que el público aprovecha los horarios gratuitos para acceder al museo.

Sin embargo, como ya denunció este periódico, el Museo Reina Sofía tiene dos sedes fuera de control: más de la mitad de las visitas accede sin entrada y sólo el 13% de ellas paga por entrar. Estos datos confirman lo que ya avanzó EL ESPAÑOL, que las dos sedes del Retiro (Palacio Velázquez y Palacio de Cristal) tienen más afluencia que el edificio central de Sabatini-Nouvel. El acceso a estos dos espacios es gratuito siempre y se hace sin tickets. No hay recuento exacto, es un conteo manual que se hace a puerta abierta. En estas condiciones, los récords de visitas no parecen fiables.

En el apartado de los resultados comerciales se desvela que los gastos de gestión ordinaria han sido 32,5 millones de euros, mientras que el año anterior fueron de 30,1 millones de euros. Un incremento de casi el 8% del gasto. Los ingresos ordinarios también crecieron, pero gracias a las aportaciones públicas: en 2014 fueron de 30,1 millones de euros, y en 2015 de 35,4 millones de euros.

La conclusión de la auditoría es “favorable con salvedades”. El informe declara que los Fondos Bibliográficos están inventariados por el Departamento de Biblioteca y Centro de Documentación y reciben un importe de 4,4 millones de euros. Sin embargo, “no se valoran” y el Museo no cumple con la norma de reconocimiento y valoración. Por tanto, porque no es posible conocer la valoración de estos bienes. Precisamente, repiten el suspenso porque el año anterior la dirección de la institución ya fue advertida de este hecho.