HOMENAJE BAJO LA LLUVIA

Admiradores de La Veneno piden que la calle del doctor López Ibor se la dediquen a la 'vedette'

Más de un centenar de personas se concentraron en Madrid en memoria del icono de los 90. Solicitan una placa en el Parque del Oeste donde fue "una puta feliz".

De Calle López Iboz a Calle La Veneno: la petición de los fans de la vedette

De Calle López Iboz a Calle La Veneno: la petición de los fans de la vedette

  1. Cristina Ortiz (La Veneno)
  2. Homenajes
  3. Transexuales

"Si Franco levantara la cabeza", dijo La Veneno cuando fue recibida con vítores en su pueblo gracias a la fama que había conseguido con sus apariciones en Esta noche cruzamos el Mississipi. Pues si la levantara vería como curiosamente el final de la vedette ha estado ligado al del dictador.

La Veneno moría hace dos semanas en el mismo hospital donde lo hizo el hombre que gobernó nuestro país con mano dura durante 40 años. Y este domingo, cuando se cumplían 41 años de la muerte del caudillo, mientras sus seguidores se concentraban en una parte de Madrid, un centenar de admiradores de La Veneno hacían lo propio en la plaza de Chueca a pesar de la lluvia. La libertad contra el fascismo.

"La Veneno también representa la historia de la transición política de este país, la falta de oportunidades para las personas transexuales, de la discriminación, de la marginación, la exclusión, el rechazo, el estigma. Realmente este homenaje es muy merecido. Y todo lo que se haga bien hecho estará", confesaba la activista y política, Carla Antonelli (57 años), a EL ESPAÑOL.

Se refiere a la petición de la asociación Arcópoli de solicitar una calle en honor de la popular vedette. "La Veneno es un símbolo de los 90, de cuando la invisibilidad de nuestro colectivo era muy fuerte, de cuando sólo tres años se había producido las caza de bruja del Arny. Ella, con su optimismo y su desparpajo, nos hizo ver que había una luz al fondo de nuestro armario", comenta Rubén López, portavoz de la asociación.

"La visibilidad trans tiene que tener su presencia en nuestras calles, en nuestros parques. (...) Todos somos La Veneno. Lo único que nos diferencia entre unas personas y otras, son las familias que nos han tocado, los momentos, los caminos que nos ha tocado andar y las oportunidades", añade Antonelli.

"Si ella no se hubiese dado a conocer tal y como lo hizo, prácticamente la transexualidad en vez de avanzar iría para atrás. Ya quisieran algunas mujeres tener esa garra y esa firmeza como mujer", comenta Sandra, una de las amigas de la vedette y compañera de celda durante los tres años que estuvo encerrada en la cárcel de Aranjuez.

Homenaje a La Veneno

Homenaje a La Veneno

¿Una placa o una calle?

Pero, ¿qué calle van a solicitar? "Tenemos que valorar cuál es. Con la cantidad de calles homófobas que hay, sería todo un símbolo que la alcaldía cambiara una calle como, por ejemplo, López Ibor -que hacía trepanaciones en el cerebro para que se pudieran curar-, por la calle Cristina Ortiz. Aunque si queremos hacerla en Chueca, ella cuando vino, estuvo en la Travesía de San Mateo. Y como ya está la calle San Mateo….", explica López. "También hemos pensado una placa en el Parque del Oeste, que es donde ella quiso que se lanzaran sus cenizas". Donde fue "una puta feliz".

El acto no sólo sirvió para reclamar una calle para Cristina, sino también para recordarla leyendo fragmentos de su tan polémica biografía en la que, además de relatar su difícil infancia y adolescencia, contaba que había mantenido relaciones sexuales con políticos y futbolistas.

"Al leer el libro que estamos leyendo no dejas de pensar en el hecho de que esas personas que van a cobrar los derechos de autor de este libro, nos dice cuánta rapiña hay sobre los cuerpos cuando en vida no les hicieron ni caso", critica Antonelli.

"Escribió sus memorias no por venganza, sino para dar entender que aquellos que intentan hacer callar a las transexuales u homosexuales, son los que desgraciadamente más tienen que callar", cuenta Sandra, que cree que la muerte de su amiga no se ha debido a una accidente doméstico. "Creo que han intentado taparle la boca. Ojalá cojan a los que han acabado con ella y se les caiga el pelo".