ADIÓS AL DIVO DE JUÁREZ

Un millón de fans velan a Juan Gabriel

Entre ellos está el hermano de Isabel Pantoja, que según cuentan a EL ESPAÑOL acude, además de a dar el pésame, a defender los derechos discográficos de la cantante.

Entrada de la capilla ardiente de Juan Gabriel en el Círculo de Bellas Artes de México

Entrada de la capilla ardiente de Juan Gabriel en el Círculo de Bellas Artes de México

  1. Juan Gabriel
  2. Cantantes
  3. Funerales
  4. Homenajes

La urna tiene la base octagonal, es de madera y la decora una virgen plateada en relieve. Su pequeño tamaño se vuelve más insignificante en medio del enorme hall del Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México. A su alrededor hay coronas de flores, una orquesta y cantantes de mariachi y, lo más importante, un reguero interminable de hombres, mujeres, niños, ancianos, que aprovechan los escasos segundos que tienen ante el receptáculo para hacerse una, dos, tres, cuatro fotos.

Altar con las cenizas del cantante

Altar con las cenizas del cantante

El motivo de esta expectación está escrito bajo la imagen religiosa: A.A.V. 1950-2016. Son las iniciales de Alberto Aguilera Valadez, más conocido Juan Gabriel, apodado el Divo de Juárez. Murió hace una semana en EE UU y se estima que en los dos días que sus cenizas recibirán homenaje en el mismo edificio que otros iconos culturales como Frida Khalo, Carlos Fuentes o Cantinflas, acudirán un total de un millón de personas.

El homenaje comenzó el lunes a las 16 horas de la tarde y concluía este martes a última hora. Rodeando al Palacio de Bellas Artes, además de 1.200 policías y una infinidad de vallas para controlar a la masa, hay varias pantallas gigantes y altavoces, que lanzan al público la banda sonora de Juan Gabriel. Dentro, se encargan de interpretar su música la Orquesta Sinfónica del Estado de México y el coro de Bellas Artes, además de los músicos que le acompañaban en sus giras y cantantes varios como Pepe Aguilar, Ana Gabriel, La Sonora Santanera, Pablo Montero o el tenor Fernando de la Mora, entre otros.

Fans que acuden a despedirse de Juan Gabriel

Fans que acuden a despedirse de Juan Gabriel

Compositor para muchas folclóricas españolas, su relación con Rocio Durcal acabó, tras decenas de éxitos juntos, bastante mal. "No me interesa. No quiero hablar de ese desgraciado. Mi mamá se fue muy dolida por lo malo que le hizo", declaró en 2006 durante una entrevista Shaila Morales, hija menor de Durcal, cuando le preguntaron por la posibilidad de que actuase en el concierto que Juan Gabriel iba a dar para celebrar sus 35 años de carrera. Al homenaje se sabe que ha acudido el hermano de Isabel Pantoja, Agustín, al no lograr ella un permiso judicial. Según dijo Antonio Rossi en El programa de Ana Rosa, va a defender los derechos discográficos de la cantante, que había grabado un disco el Divo de Juárez pero se habían peleado por la distribución. 

Igualando casi al número de policías están los comerciantes ambulantes, muy comunes en la Ciudad de México, que han cambiado su mercancía habitual por carteles, discos, banderas... cualquier producto imaginable que tenga la cara da Juan Gabriel. Al lado de un quiosco, que tiene expuestas todas las revistas donde Juanga es portada, un hombre asegura haber vendido 500 fotos en blanco y negro en 12 horas. Otro, con un tenderete de tazas de desayuno, ya ha pasado las 150 unidades. También los vendedores de periódicos, que agitan las portadas de los diarios, todas decoradas con diversas imágenes del funeral.

Los kioscos han puesto a la venta imágenes del Divo de Juárez

Los kioscos han puesto a la venta imágenes del Divo de Juárez

Entre ese millón de dolientes están las hermanas Abigail y Sandra Ramírez, que han acudido acompañadas de su madre Elva y su amiga Gema Baca. Han venido el segundo día no por falta de amor a su ídolo, que llevan en unas fotos de joven con el lema Amor Eterno sobreimpreso, sino por que estuvieron el fin de semana en otro homenaje, este en el estadio Omnnilife de Guadalajara. Allá vieron el concierto en el que 30 artistas llenaron el escenario que, de estar vivo, hubiese ocupado Juan Gabriel.