Conocida vidente

Aramís Fuster, hospitalizada tras ser hallada con lesiones en un hotel de Madrid

Desde el establecimiento avisaron a la Policía Nacional, que la encontró con "erosiones" y "policontusiones" en su cuerpo. Está ingresada en la unidad psiquiátrica del Hospital La Paz

La vidente televisiva Aramís Fuster.

La vidente televisiva Aramís Fuster.

La conocida vidente televisiva Aramís Fuster fue ingresada el pasado martes en la unidad psiquiátrica del Hospital La Paz, en Madrid, después de ser hallada con lesiones en una habitación de hotel de la capital, según han informado a EL ESPAÑOL fuentes policiales y sanitarias.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 16 a media mañana. Aramís Fuster llevaba días hospedada en el Hotel G3 Galeón, situado en la calle Francisco Medrano número 4 de Madrid. Desde ese establecimiento avisaron a la Policía Nacional para advertir de que llevaban tiempo sin tener noticias de su huésped.

Cuando la patrulla policial se personó en el lugar, accedió a la habitación 108 en la que se hospedaba la vidente. Según estas fuentes, la mujer se encontraba tendida en la cama y, al ver su estado, los agentes solicitaron la presencia de las autoridades sanitarias.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos del SUMMA 112 que, según informan a este periódico, ese día y a esa hora atendieron a una mujer con esas características. Indican que presentaba "erosiones" y "policontusiones" y que precisó de un traslado al hospital. Según las fuentes consultadas, la mujer estaba desorientada, seminconsciente y se apreciaba que los muebles de la estancia habían sido cambiados de sitio. 

Las fuentes policiales consultadas precisan que las heridas las registraba en el cuello y en la ingle. La directora del hotel, consultada por EL ESPAÑOL, ha eludido ofrecer más información al respecto y se ha remitido a las explicaciones de la propia Aramís Fuster "cuando se recupere".

La conocida pitonisa había atravesado por problemas económicos recientemente. Había sido desahuciada debido al impago de 15 meses del alquiler de un piso en Berga (Barcelona) y acumulaba varias deudas. El icono del tarot durante los años 90 había encontrado solución ofreciendo sus servicios sexuales.

Así se puede comprobar en la web de escorts de Anna Solano, donde María Antonia Pérez Sánchez, que así se llama realmente la conocida vidente, ofrece sus servicios como dominatrix. En su perfil pueden verse fotos suyas desnuda, así como ataviada con un traje de cuero de dominadora.

Anunció su despedida en un vídeo hace una semana

"Hola, ya sabéis quién soy, para que os lo cuento… Este es un vídeo que os quiero dedicar y puede ser de dos cosas: de principio o de final. Y al decir final, quiero decir de despedida. Sí, de despedida. ¿A que no lo entendéis? Supongo que un corto espacio de tiempo sabréis de que hablo". Con estas palabras, Aramis Fuster (62 años), una de las pitonisas más conocidas del panorama televisivo, anunció hace una semana su intención de desaparecer de este mundo a través de un vídeo.

La vidente aparece, muy tranquila, sentada en una silla junto a una mesa con dos únicos objetos: una bola a modo de lámpara y una figura de un elefante. De fondo, ruido de televisión. "Aquí está la bruja tal y como es. Nunca me he dejado conocer. Solamente mi mamá con la que espero reunirme muy pronto. Me gustaría que me recordarais de una manera tierna y dulce", asegura.

"Soy la máxima autoridad en ocultismo, soy la dómina más dura que hayas podido conocer, pero también soy una mujer con un gran potencial de ternura que nadie conoce. Puede ser la última vez que diga estas palabras. Quiero que siempre que penséis en mi lo hagáis con una sonrisa", continúa. "Soy la eterna incomprendida, pero me llevo todo vuestro cariño. Os deseo de todo corazón que seáis felices. Yo lo he intentado, lo he sido a ratos. Un beso muy grande a todos. Desde donde esté velaré por vosotros. Quizás nos volveremos a ver, o no", concluye Aramis en esta grabación que corresponde al pasado 11 de agosto y de la que ya advirtieron algunos tuiteros. Sin embargo, había pasado desapercibida por el gran público hasta el día de hoy, en que se ha conocido la noticia de su hospitalización.

Aramis fue encontrada el pasado martes en la habitación de un hotel con lesiones en la ingle y en el cuello. Desde entonces, y según fuentes consultadas por EL ESPAÑOL, se encuentra en la unidad psiquiátrica del Hospital La Paz. Lo último que se supo sobre ella, anteriormente a su ingreso médico, es que tenía problemas económicos y que se había metido a dómina de lujo, con un coste por sus servicios de entre 300 y 3.000 euros. Ahora Anna Solano, propietaria de la web de scorts, ha comentado a este periódico que Aramis no trabaja con ellos desde hace un tiempo.