Televisión

Los videntes, esa especie en extinción

Hubo una época en la que este tipo de personajes reinaban en la pequeña pantalla y todo famoso que se apreciara tenía a su vidente de cabecera. Ahora atraviesan sus horas más bajas

Los videntes, esa especie en extinción

Los videntes, esa especie en extinción

  1. Televisión
  2. Cadenas de televisión
  3. Astrología
  4. Reality show

Probablemente usted haya borrado de su mente que allá por el año 2004 Antena 3 emitió un reality llamado El castillo de las mentes prodigiosas en el que un grupo de diez videntes, brujos y magos tenían que convivir en un castillo. Un Gran Hermano en el que había que demostrar las habilidades en el arte de la magia y lo sobrenatural.

Paradójicamente, ni la cadena ni ninguno de los encerrados en el castillo predijeron que aquel experimento sería un fracaso digno de olvidar. Tras seis programas y una audiencia de poco más de un millón de espectadores, Antena 3 echó el cierre a aquel castillo.

Era el principio del fin del éxito de los videntes en televisión, de una época en la que este tipo de personajes acaparaban minutos y minutos en la pequeña pantalla, de una etapa en la que todo famoso que se apreciara tenía a su vidente de cabecera.

No obstante, entre ellos había clases. A un lado estaban los más respetados como Rappel, Cristina Blanco o Octavio Aceves y, al otro, personajes más extravagantes producto de la telebasura como Aramis Fuster, la bruja Lola, o Paco Porras.

Actualmente, todos ellos han caído en el olvido. Prueba de ello es la entrada de Gran Hermano VIP de Rappel, un formato en el que sus concursantes no se caracterizan precisamente por ser ‘very important people’ en la actualidad. Sólo Esperanza Gracia, la vidente que nos descubrió María Teresa Campos, arrasa en redes sociales gracias a su gran sentido del humor.

Esperanza Gracia, en uno de sus programas

Esperanza Gracia, en uno de sus programas

Que alguien le pregunta si existe un ritual mágico para que salgan bien las croquetas, ella contesta que “aprender a cocinar”. Que si la cuestión es que cuánto valen los yogures del Mercadona, ella te informa que “están agotados”. Que si dudas cómo limpiar el aure de energías de negativas de tu amiga, ella te aconseja “con jabón de lagarto”. Pero, volviendo, a los videntes clásicos. ¿Qué ha sido de ellos? ¿Por qué nuestros famosos ya no aparecen de la mano? ¿A nadie le interesa ya que les tiren las cartas?

Rappel

Concursante de GH VIP, Rappel llevaba un tiempo alejado de la televisión. De hecho, la última vez que apareció en la pequeña pantalla fue el pasado verano en Cazamariposas, donde negó que hubiera tenido una relación con Two Yupa y predijo el futuro de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa.

Rappel, con Lola Flores

Rappel, con Lola Flores

Nacido en Madrid en 1945, el vidente se dio a conocer en los años 90 gracias al programa Tómbola, donde predecía el futuro de los personajes de la prensa rosa. También colaboró con María Teresa Campos y concursó en el reality La Granja de los famosos. Actualmente continúa con sus líneas de tarot, como así ha explicado a sus compañeros de GH VIP. El vidente tiene su despacho en su casa en el exclusivo barrio de Salamanca.

Octavio Aceves

A Octavio Aceves también empezamos a conocerle en los años 90 en programas de televisión como Encantada de la vida, en TVE. Habitual de los photocalls y amigo de los famosos, Aceves también fue militante político con Los Verdes en 1995.

Octavio Aceves

Octavio Aceves

Actualmente, igual que Rappel, continúa con sus líneas de tarot. Hace ahora dos años confesaba que debido a un error médico había estado medicándose contra el parkinson durante cuatro años.

Cristina Blanco

Otra habitual de la televisión de los 90 fue Cristina Blanco. Madre del actor Miguel Ángel Muñoz, Blanco era conocida en aquellos tiempos como la vidente de los famosos, a los que predecía el futuro desde el programa de Terelu Campos en Telemadrid, Con T de tarde.  Belén Esteban, Lara Libildos, y Ana Obregón, entre otras, mantuvieron una estrecha relación con Cristina Blanco.

Cristina Blanco

Cristina Blanco

Sin embargo, en 2001 saltaba una noticia que terminaría con su carrera: la adivina había sido condenada a 16 meses de cárcel por robar en el hotel donde se hospedaba en Málaga. Actualmente vive alejada de los focos en un pueblo de la sierra de Madrid.

Aramis Fuster

Aramis Fuster es sin ninguna duda la vidente más extravagante de todos. Su fama también llegó gracias a la televisión de los 90 con programas como Crónicas marcianas, Hotel Glam o Moros y Cristianos. Míticos son sus posados en bañador o sus desmayos fingidos.

Aramis Fuster

Aramis Fuster

Durante los últimos años ha intentado seguir en el candelero gracias a continuas polémicas como acusar a su exmarido de maltratador, fingir un intento de suicidio o inventarse una relación con José Luis Uribarri. En los últimos meses ha intentado entrar en Gran Hermano VIP participando en el programa Cazamariposas, pero la organización lo desestimó.

Paco Porras

Paco Porras también es fruto de la televisión freak. En este caso saltó a la fama por afirmar que podía leer el futuro en las hortalizas de la frutería. También es conocido por sus montajes con otros personajes freak como Tamara.

Paco Porras

Paco Porras

Como muchos de sus compañeros, Porras trabaja actualmente en la televisión local. Hace dos años, Sálvame descubría que era de su vida en la sección ‘Se busca’, donde terminó enfadado y huyendo de plató.

La bruja Lola

Al igual que Porras o Fuster, la bruja Lola también saltó a la fama gracias a Crónicas Marcianas. En 1999, la vidente saltó al estrellato por sus reacciones a las bromas telefónicas. Tras el primer cabreo donde una mujer le preguntó por la supuesta enfermedad de su padre, Montero comenzó a hacerse famosa, a recibir llamadas y a poner velas negras a la “basura” que llamaba.

Lola, con las velas negras

Lola, con las velas negras