ESTILISMO A DEBATE

De los 900 euros de Rivera a los vaqueros de Alcampo de Iglesias

Rivera gana con un outfit de Hugo Boss, Sánchez tiene que jubilar los zapatos marrones e Iglesias estrena abrigo de fieltro, aunque grande.

Tres candidatos, tres estilos diferentes

Tres candidatos, tres estilos diferentes

Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias también planificaron su vestuario para hacer frente a su primer debate televisivo a tres. No hubo sorpresas. Si hay alguien que salió vencedor en estilo fue el líder de Ciudadanos. Apostó por lo seguro, su marca de cabecera, Hugo Boss. Eligió un traje de lana virgen azul oscuro del modelo Slim fit que cuesta 679 euros y lo completó con una camisa blanca de la misma colección por 100 euros, de algodón fácil de planchar y ajustable a su deportivo torso. No renunció a la corbata de la misma firma, de seda azul con rayas diagonales por 79,95 euros. Los zapatos negros, muy acertados. 

Corbata de seda de Hugo Boss que lucía Rivera en el debate

Corbata de seda de Hugo Boss que lucía Rivera en el debate

Su principal competidor, Pedro Sánchez, no sabe sacarse partido a pesar de su planta. En esta ocasión se ha esforzado, eligiendo traje azul oscuro de lana virgen y camisa blanca. Por fin se ha enterado de que los puños deben salir de las mangas de la chaqueta. Ha prescindido de uno de sus complementos favoritos, la corbata.

Su equipo ha hecho caso de los análisis, que aseguran que el candidato socialista pierde con corbata. Su asignatura pendiente son...los zapatos marrones. Una combinación que ya le fue criticada cuando acudió a la Moncloa a su encuentro con Rajoy. Tiene que ceñirse al protocolo: zapato negro y de cordón.  

Los zapatos que lucieron los candidatos en el debate

Los zapatos que lucieron los candidatos en el debate

Lo de Pablo Iglesias, candidato de Podemos, es un caso perdido. Ha vuelto a elegir la camisa blanca y los jeans de Auchan. Ambas piezas se pueden adquirir por unos 60 euros. El calzado más cómodo e inapropiado, imposible: zapatillas deportivas color verde militar, sin marca reconocida, como es habitual.

Al llegar ha sorprendido con la nueva prenda de la campaña, un abrigo gris mezcla fieltro y lana con chaleco incorporado. La pena es que le quedaba grande, bien porque lo compró hace tiempo o, como le han criticado a través de las redes sociales, porque "se lo ha comprado una talla más, por si crece".

Pablo Iglesias posa a su llegada al debate con el nuevo abrigo

Pablo Iglesias posa a su llegada al debate con el nuevo abrigo

Se ha remangado la camisa desde el primer minuto y sigue sin cogerse los bajos de los pantalones. Suspende en estilismo, a pesar de que su formación distribuyó un manual de cómo debían ir vestidos los candidatos. El asesor está en busca y captura. 

Los tres han optado por la camisa blanca para transmitir -según los expertos- imagen limpia y honesta. Rivera ha captado la atención y la ha mantenido con la calidad del tejido de su traje. A Sánchez el corte de la chaqueta le ha restado puntos, aunque su altura y posición en el debate le han facilitado mejores planos.

Iglesias ha arriesgado con los vaqueros y con las mangas recogidas para marcar una clara distancia con sus rivales y, de paso, transmitir energía y pasión en lo que hace. Sánchez y Rivera suelen remangarse, pero en los mítines. Iglesias se ha permitido hasta bromear con el eslógan de Hugo Boss, firma de referencia de su contrincante, Albert Rivera, 'Don't imitate, innovate'.Suspenso a los maquilladores: demasiado pálidos. Con la iluminación del plató parecía que les habían dado el mismo susto a los tres.