Privacidad en internet

El formulario de retirada de datos de Google, en jaque

Luis Gervas de la Pisa
  1. Seguridad en Internet
  2. Privacidad
  3. Google

A raíz de las peticiones a Google para retirar datos de internet, el buscador anunció que ponía a disposición de los afectados un formulario on line, para gestionar ágilmente las miles peticiones que recibe.

Las críticas hacia el formulario on line de Google no se hicieron esperar, y aunque el Tribunal Supremo y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) han declarado que es un medio válido para contactar con Google Inc (de EEUU) sin necesidad de dirigirse postalmente a la compañía, una reciente resolución pone en jaque a Google, que podría verse obligado a cambiar el formulario (o modificar su conducta).

Los hechos son simples: cuando una persona completa el formulario on line de Google para notificar al buscador que retire un resultado de búsqueda en el que aparece un insulto (por ejemplo), Google advierte en el formulario que puede contactar con esa web (Google le notificará a la web que ha censurado una de sus informaciones). Además, Google indica en su formulario que podría comunicar las peticiones de censura a una tercera web (extranjera), para que ésta las haga públicas (sólo eliminaría la dirección y el teléfono). La oferta de Google parece contradictoria para alguien que quiere desaparecer por completo de internet.

La oferta de Google parece contradictoria para alguien que quiere desaparecer por completo de internet

En estas circunstancias, la Agencia Española de Protección de Datos inició un procedimiento contra la compañía, y ha impuesto una sanción de 150.000 € a Google por haberse puesto en contacto web censuradas, proporcionándoles información que podría identificar a los solicitantes. Además, ha iniciado una investigación respecto al resto de cesiones de Google.

Durante el procedimiento sancionador, Google no agachó la cabeza y admitió que todo se debía a un fallo técnico o interpretativo. La responsabilidad, como siempre, es del usuario. Google declaró que el usuario, cuando completa el formulario para retirar sus datos de la red, está perfectamente informado de las cesiones que la compañía realizará de sus datos.

Sin embargo, la AEPD ha señalado en su resolución que "el mecanismo empleado por Google para recabar el consentimiento de los interesados excluye la voluntad de éstos para tomar la decisión por medio de una elección real y verdadera".

Bajo esta perspectiva, no tiene mucho sentido decir que el formulario de Google es legal. Las personas que lo completan pueden no tener ni idea de lo que Google hará con sus datos, y las personas que se informan adecuadamente jamás lo rellenarán, ante el temor de lo que podría hacer Google. Lo que debe hacer cualquier persona que quiere retirar sus datos de Google (con seguridad) es escribir a Google Inc., por correo postal, advirtiendo que no consiente que se realice ninguna cesión de sus datos.

Por extraño motivo, Google no traslada a la vida real todas las bondades y buenos propósitos que Google ha comunicado a la Agencia Española de Protección de Datos

Si bien Google aseguró a la AEPD que en casos de "derecho al olvido" tendrá especial cuidado, no se ha acreditado el mismo, sino lo contrario. Google ha reconocido que ha contactado en 10.077 ocasiones con web censuradas, y la AEPD tiene indicios de que Google ha contactado con la web extranjera incluso en casos de derecho al olvido.

Lo deseable es que Google, que recientemente ha sido considerada como una de las empresas más éticas y responsables del mundo, modifique su formulario, e indique en el mismo todas las bondades y buenos propósitos que ha comunicado a la Agencia Española de Protección de Datos durante el Procedimiento Sancionador, y que por extraño motivo no traslada a la vida real.

Luis Gervas de la Pisa es abogado de Salirdeinternet.com y responsable del Código de Derecho al Olvido, publicado en el BOE.