BocaLista

Comer bien no es cuestión de dinero. Sabemos cómo disfrutar de la gastronomía más sofisticada sin renunciar a los productos más primarios.

Un exquisito plato que podemos encontrar en Urrechu.

Un exquisito plato que podemos encontrar en Urrechu.

De bares por Pozuelo. ¿Sorpresas en el paraíso?

Un año más, Pozuelo de Alarcón, “Pijuelo” para los envidiosos, aparece como el municipio con renta más alta en todo el territorio nacional. Un año más y van unos cuantos. Un recorrido sosegado por esta pequeña ciudad en la periferia de Madrid con los sentidos bien abiertos nos lleva a una agradable conclusión. Aquí también se tapea, y no necesariamente a base de caviar, por lo que se puede comer y beber de todo sin necesidad de pedir un crédito. De alguna manera sigue habiendo algo de vida de barrio, auténtica y con criterio. No todo es dolce vita desorbitada en Pozuelo.

Alguien que conoce Pozuelo puede pasar una mañana perfecta. La oferta es tan generosa que no se puede abarcar más que una mínima parte de la oferta gastronómica de este pueblo. Entre tanta variedad, hay algunos sitios que son de visita obligada. Hay calidad, gente guapa, bullicio y ambiente de pueblo... Seguro que te sorprendemos.

1.- Urrechu. C.C. Zoco de Pozuelo, Somosaguas. Tlf: 917 157 559.

Íñigo Pérez,

Íñigo Pérez, Urrechu

Íñigo Pérez, conocido mundialmente como Urrechu, es la estrella mediática en los fogones de Pozuelo, donde consigue lo imposible: trasplantar un caserío vasco a un centro comercial un tanto decadente, y que una vez dentro te creas que estás en Guipúzcoa. Del restaurante ya hablamos otro día, ahora nos centramos en el Lagar, por el ambiente más propicio al tapeo. El corte de foie gras con teja crujiente está recomendado por todos los que lo han probado. Ojo al Pulpo a la vinagreta y al jamón.

Pulpo a la vinagreta. /

Pulpo a la vinagreta. / Urrechu

2.- Cervecería La Aurora. Plaza Padre Vallet, 3. Tel. 913 51 20 61.

Andrés merece un monumento por superar las obras de su ayuntamiento. Para buscar lo que queda del ambiente tradicional de esta ciudad hay que empezar por dirigirse a la plaza del Ayuntamiento, que desde que se ha peatonalizado la zona ha ganado en tranquilidad, como si hubieras vuelto al Pozuelo de hace años.

Una tapa del restaurante La Aurora.

Una tapa del restaurante La Aurora.

La Aurora es de esas cervecerías que prestan más atención al producto y su preparación que a una estética deslumbrante. La Tortilla es genial y sus boquerones justifican la visita. Los bolsos de LV se hacen hueco en la barra entre los paisanos vestidos en el Carrefour. Una de sus últimas creaciones son las “lágrimas de pollo”. La “Mami” en la cocina es una diosa para sus clientes.

3.- La Poza. Avenida del Monte, 1. Tel. 91 715 72 57.

Si buscamos ambiente de otro tiempo, vamos a cobijarnos a la sombra del árbol más viejo del municipio. Cerca del olmo centenario de Pozuelo hay varios bares en donde merece la pena investigar. La Poza es uno de los más antiguos de la zona, un lugar perfecto para tomar un pincho de tortilla y una caña en la terraza, junto al árbol. El ambiente es realmente tranquilo, casi de pueblo. Asadura, torreznos, boquerones… Ojo a su menú de 8,75. No es un error tipográfico.

4.- Mi hermano y yo. Camino de las Huertas, 2. Tlf: 913 524 865.

Los hermanos Raúl y Joaquín en la terraza de su restaurante.

Los hermanos Raúl y Joaquín en la terraza de su restaurante.

Con calles con nombres como éste es fácil sentirse en un pueblo. Cerca del hotel Pozuelo, los hermanos Raúl y Joaquín han abierto su casa que tiene también un nombre básico, sanote y de otro tiempo. Aquí la idea no es sorprender con una carta rara sino hacer bien las cosas, con los ingredientes de toda la vida. El revuelto de la casa o la sepia a la plancha, que están presentes en miles de bares, aquí merecen ser recordados. Una maravillosa fritura con el cazón y los chopitos como productos estrella. Ambiente muy futbolero y alguna cara conocida. La terraza es un lugar muy cotizado.

5. Bar Jaén. Plaza de la Coronación, 13. Tlf: 917 156 339

Exterior del bar Jaén.

Exterior del bar Jaén.

Esto es un santuario de cosas ricas. Sencillez y limpieza para un bar de siempre donde la comida es lo importante. Posiblemente, la mejor oreja de Madrid. Los clientes habituales saben que las cuestas arriba son más llevaderas cuando sabes que hay un lugar de reposo esperándote en lo alto. Si se sube por la calle Demetrio de la Guerra hacia el centro uno encuentra bares para todos los gustos. El Castillo de Jaén, con una agradable terraza en la plaza, ofrece una carta básica: patatas bravas, calamares, pulpo, todo a buen precio, sin concesiones ni perifollos. Perfecto para el verano si se encuentra sitio en la terraza. ¡Grandes amigos!

6.- La Txitxarrería. Calle Francia, 3. Tlf. 913 529 994

El cocido de La Txitxarrería es superior.

El cocido de La Txitxarrería es superior.

Posiblemente la mejor parrilla de todo Pozuelo. Pasan los años y sigue siendo líder, porque aquí se da calidad. Jose Manuel va a cumplir pronto su 25 aniversario como hostelero de su pueblo y puede estar muy orgulloso. Sabe cómo hacer las cosas y sus clientes le respetan. Sólo su chicharro justifica la visita aunque ya no se viva en las cercanías. ¡Qué gusto da ir a la cama con la sensación de haber cenado bien!

Interior de La Txitxarrería.

Interior de La Txitxarrería.

Maravillosas empanadillas y un maravilloso jamón son las entradas para seguir luego con unos chipirones o unas sardinas ahumadas que se recuerdan durante días. Además hace temporadas de cocina onubense donde se demuestra toda la energía de la sierra. Carrilleras, careta, setas, lomo y decenas de cosas traídas de Huelva.

7.- La Taberna de los Poetas. Calle San Juan de la Cruz, 23. Tlf. 911 730 582

En La Taberna de los poetas podemos encontrar maravillosas tapas como esta.

En La Taberna de los poetas podemos encontrar maravillosas tapas como esta.

El vino y las letras siempre han sido buenas amigas y en este lugar hay mucha poesía. Cerca de la policía municipal y al lado del centro de salud, los Poetas se cuidan de lo lindo. Habitas, mollejas, calamares o croquetas son las estrellas de un lugar un tanto apartado, pero que merece la pena visitar para saber que se cuece en el pueblo. Además tiene un buen horno para los asados, aunque el tapeo ya es suficiente. Excelente menú del día.

8.- La Casica. Plaza de José Antonio, 10. Tel. 917 156 352.

Lentejas de La Casica, una delicia.

Lentejas de La Casica, una delicia.

Es uno de los lugares con más solera de Pozuelo: casi 30 años abierto en una casa que se acerca al siglo de existencia. Esta zona, cerca del mercado y del lavadero, era entonces el puro centro de Pozuelo. Lola y Juanma llevan mucho tiempo dedicados a hacer felices a los clientes. El caldo serrano, el lacón braseado o las habitas con jamón entonan el cuerpo en cualquier momento, aunque el rabo de toro o el secreto ibérico tampoco están mal.

9.- La Cañería. Av. Talgo, 230. Tlf. 629 091 879.

Exterior de La Cañería.

Exterior de La Cañería.

Si quieren saber lo que es una caña bien tirada, la Cañería es el lugar obligado. Su nueva ubicación, posiblemente sea Aravaca, pero el alma está en Pozuelo. Cada día, los clientes fieles van a tomar esas cañas bien tiradas, con la temperatura justa y un dedo de espuma. Jose y Arancha llevan desde 1992 con el mejor grifo de cerveza de la zona. Boquerones deliciosos, anchoas maravillosas y un tapeo tan sencillo como efectivo. Son gente maravillosa que merece seguir, allí donde pongan su negocio.

10.- Los Pescaítos. Avenida de Europa, 16. Tlf: 913 510 841.

Surtido de pescadito frito que puedes encontrar en Los Pescaítos.

Surtido de pescadito frito que puedes encontrar en Los Pescaítos.

No hay sorpresa que valga: aquí se viene a comer pescado. También marisco. Al estilo andaluz. El nombre, la decoración, el ambiente, todo está encaminado a convencerte de que aquí se pide pescaíto frito, arroces marineros, pescados a la plancha y marisco del bueno, pero tampoco pasa nada si hay capricho de carne a la brasa. Una tosta de secreto ibérico con cebolla caramelizada o unos buenos mejillones te arreglan la vida en un momento. ¡Madrid siempre ha sido buen puerto pesquero!