Subaru

Subaru Ascent, sumo japonés sólo para Estados Unidos

9 diciembre, 2017 12:27

En Norteamérica gustan los coches muy grandes, cuanto más grandes, mejor. Es por ello que las principales marcas cuentan con al menos un 4x4 de extraordinarias dimensiones dentro de su catálogo, algo que, a muchas de ellas les obliga a hacer un diseño exprofeso para un modelo que en muy pocas ocasiones tiene un recorrido mayor que el de los concesionarios estadounidenses. El lanzamiento del nuevo Subaru Ascent dentro del marco del Salón de Los Ángeles es el perfecto de ejemplo de ellos. Estamos ante un Subaru muy grande, el más voluminoso de los 64 años de historia de la firma de las estrellas.

El nuevo todocamino de la firma nipona ya se dejó ver hace unos meses, concretamente durante el pasado mes de abril. Por aquel entonces, el prototipo ya mostraba ya dejaba entrever las formas y dimensiones de un SUV que rozaba los cinco metros de longitud, concretamente los 4.998 milímetros y una distancia entre ejes que llega hasta los 2.890 milímetros. La plataforma utilizada para su concepción ya la conocíamos, ya que comparte la misma que otros vehículos de Fuji Heavy Industries como viene siendo el Subaru Impreza.

Obviamente contando con estas dimensiones, el habitáculo goza de mucho espacio para acoger la distribución interior de ocho plazas. Para los que lo desean, también se puede optar por una segunda fila de asientos individual, aumentando la comodidad con sólo dos butacas en lugar de la banqueta de tres sitios convencional, sin embargo, esto variante no estará disponible para el acceso a la gama. Disponible en cuatro acabados: Base, Premium, Limited y Touring, presume de un completo grado de equipamiento, partiendo desde la versión más básica que ya cuenta con climatizador de tres zonas, asistente de cambio de carril o frenada de emergencia, hasta las ediciones más elitistas que cuentan con sistema de sonido Harman Kardon, WiFi, tapicería de cuero o llantas de 20 pulgadas acordes a las dimensiones del conjunto.

En lo referente a los propulsores, cuenta de serie con un motor 2.4 bóxer de cuatro cilindros sobrealimentado con inyección directa de gasolina, mecánica que le permite disfrutar de unos 260 CV de potencia y un par máximo de 375 Nm entre las 2.000 y las 4.800 rpm. Está asociado a una caja de cambios automática CVT de ocho relaciones, contando con la seña de identidad de los vehículos de tracción total, la Symetrical AWD que le confiere unas buenas capacidades off-road a este mastodonte sobre ruedas. Se comenzará a comercializar a partir del verano de 2018 y se espera que cueste cerca de los 30.000 dólares.