Renault

Los diésel irán desapareciendo paulatinamente en el Grupo Renaut desde este mismo año

16 febrero, 2017 11:44

La guerra a los diésel ya se puede considerar una realidad. Los escándalos por los falseamientos de las emisiones en vehículos diésel han puesto el punto y a parte a este combustible al que poco a poco, administraciones y fabricantes van acorralando. Primero Volkswagen anunció que dejaría de usarlo en un futuro más cercano de lo previsto y ahora se le suma el Grupo Renault, por lo que puede que la realidad sea que aquí comienza el principio del fin. Los primeros que están diciendo adiós al diésel son los turismos de menor tamaño, pero sin duda serán solo los primeros de muchos. Renault empezará este 2017 a suprimir los diésel de sus vehículos más pequeños. 

El precedente lo tenemos con el último Renault Twingo, para el que Renault descartó el uso de motores diésel en principio por cuestiones prácticas, ya que no eran viables ni lógicos en un coche pensado para un uso mayoritario en ciudad. Dado que las futuras normativas de emisiones se endurecerán contra este tipo de combustible, el Grupo Renault ante la necesidad de mejorar y crear sistemas de reducción de emisiones más complejos, zanja el tema de raíz. Por lo tanto ante un gasto injustificable en motores diésel poco potentes en coches de  pequeño tamaño, adiós diésel. 

El mismo Presidente del grupo automovilístico, Carlos Ghosn, anunció esta decisión de reducir paulatinamente los productos diésel. Aseguró que este año se empezará esa progresiva desaparición de los diésel que llegará como consecuencia de los próximos productos de Renault y que será más radical cuando entre en vigor la normativa de emisiones siguiente a la Euro VI. 

Durante la presentación de los resultados del Grupo Renault, fue Carlos Ghosn quien comentó que los diésel ya no tendrán sentido en coches pequeños, solo en los más grandes de la gama, llegando a ser solo viables en los SUV grandes y en vehículos de alta gama.

¿Va Renault a cortar de raíz la producción de los diésel? No, pues como se puede ver por su gama y sus lanzamientos, siguen teniendo cabida. Es más, hace poco se dio a conocer el desarrollo del Renault Scénic Hybrid Assist, un vehículo diésel con ayuda híbrida. Es muy probable que esta sea la solución parcial para que las marcas sigan ofreciendo versiones diésel hasta que encuentren una alternativa totalmente eficaz. La clave tecnológica de este modelo es el sistema de recuperación y entrega de energía más potente y complejo que incorpora al conjunto un sistema de 48 voltios para mejorar las prestaciones y eficiencia. Es más que probable que este sistema de ayuda se traslade en futuros modelos a las versiones gasolina también.