Honda

Honda y General Motors unen sus fuerzas para trabajar en la pila de combustible

Rubén Yagüe

Para poder producir en serie una pila de combustible de hidrógeno, Honda y General Motors Co. se han unido en este proyecto para crear este sistema que poder usar en sus futuros modelos. A través del Fuel Cell System Manufacturing, ambas empresas unirán esfuerzos para crear en la planta de GM en Brownstown, Michigan, al sur de Detroit, una pila de combustible de hidrógeno más eficiente y mejorada. Para ello cada marca destinará 85 millones de dólares para poder tener lista su producción en 2020, generando cerca de 100 nuevos empleos. 

La alianza comenzó en 2013 cuando GM y Honda acordaron el co-desarrollo de una nueva generación del sistema de pila de combustible y la tecnología necesaria para su almacenaje. Ahora, cuatro años después consolidan esta unión unificando en un equipo conjunto sus esfuerzos y poniendo su propiedad intelectual en común sobre esta tecnología, para así poder reducir costes y mejorar los sistemas de almacenaje del hidrógeno. 

“En los últimos tres años, ingenieros de Honda y GM han estado trabajando como un solo equipo en el que cada compañía ha aportado el know-how de su experiencia única para crear una nueva generación de pilas de combustible compactas y de bajo coste,” según Toshiaki Mikoshiba, responsable de operaciones de la Región Norteamericana de Honda Motor Co., Ltd. Presidente y CEO de American Honda Co. Inc. y Honda North America, Inc. “La creación de un extraordinario equipo de trabajo nos ha de conducir a un sistema conjunto de producción en serie de pilas de combustible, que a su vez nos ayudará a cada compañía a crear valor añadido para nuestros clientes en los automóviles del futuro”.

Para su gestión se designarán tres ejecutivos de cada empresa que estén al cargo de la joint venture Fuel Cell System Manufacturing (FCSM), y un presidente que rotará entre ambas compañías. Que estas dos empresas se unan es consecuencia de la gran apuesta que han hecho ambas por este tipo de sistemas, pues son líderes en su investigación con más de 2.220 patentes entre ambas. Según el el Clean Energy Patent Growth, GM ocupa el primer puesto y Honda el tercero en el ranking de patentes de baterías de combustible presentados en 2002 y 2015. 

Desembarca en Europa el Honda Clarity Fuel Cell para el programa HyFIVE

Desembarca en Europa el Honda Clarity Fuel Cell para el programa HyFIVE

La pila de combustible supone grandes retos para la industria automotriz debido a que debe responder a una serie de necesidades básicas obligatorias hoy en día como son la eficiencia, la dependencia del petróleo y el repostaje. En este sistema la materia prima es el hidrógeno, que principalmente se obtiene de fuentes renovables como la biomasa o el viento. En su uso, el vehículo tan solo emite vapor de agua al funcionar.

La finalidad del acuerdo entre GM y Honda es disminuir el coste de desarrollo y producción gracias a la economía de escala y la compra de componentes entre ambas marcas. Las dos compañías también trabajarán con determinados agentes y los gobiernos de los países para solventar otro inconveniente, la escasa red de repostaje de hidrógeno que existe hoy en día y echa mucho para atrás a los consumidores, dificultando la viabilidad del sistema a largo plazo. Hoy en día Honda cuenta en su gama con un  modelo que hace uso de la pila de combustible de hidrógeno, el Honda Clarity Fuel Cell que según la EPA (Agencia de Protección Ambiental) en EE.UU. consiguió una autonomía de cerca de 600 kilómetros.