Ford

Nueva generación de Ford Fiesta, más maduro y tecnológico que nunca

El Ford Fiesta es uno de los modelos más populares y rentables de la historia de la marca americana, con una trayectoria intachable de más de 40 años desde que la primera generación viese la luz en la factoría de Ford en Almusafes, Valencia, haciendo del Fiesta uno de los utilitarios más vendidos del mundo. 

La séptima generación del Ford Fiesta se ha presentado ante nuestros ojos con un aspecto que pese a resultar familiar, modifica bastante la apariencia del modelo, mostrando una faceta más madura, más polivalente. En resumen, la idea de Ford con el nuevo Fiesta es que el utilitario sea más coche que nunca. 

El aspecto exterior ofrece una presencia más elegante gracias a una parrilla de mayor tamaño y a unos grupos ópticos más estilizados, sensiblemente más pequeños que los que hasta ahora utilizaba el Fiesta. Además, los trazos son más suaves y redondeados con el fin de agradar a un mayor número de clientes. 

Otro detalle importante es la desaparición de los pilotos traseros verticales, que ahora pasan a ocupar también parte del portón del maletero. Es importante destacar que Ford ha optado por seguir ofreciendo la carrocería de tres puertas, algo que va en contra de la tendencia del segmento, cuando ya hay modelos como el Renault Clio que no ofrecen esa posibilidad, mientras que la variante tres puertas del próximo VW Polo también corre peligro. 

En el interior los cambios son aún más evidentes. El Fiesta quiere situarse como uno de los utilitarios mejor rematados del segmento, y para ello ha modificado completamente su habitáculo, ofreciendo un salpicadero más moderno y mejor estructurado, con menos botones gracias a la centralización de funciones en una pantalla táctil de hasta 8" con el sistema multimedia SYNC 3. 

El Fiesta estrena nuevos acabados, más diferenciados entre ellos. Desde un básico Trend hasta el tope de gama e inédito Vignale, pasando por un ST-Line y un tampoco visto hasta ahora Active, con un toque campero al estilo VW CrossPolo. No falta tampoco el equilibrado Titanium. 

Mecánicamente no se conocen muchos detalles, pero Ford ha confirmado la utilización del motor 1.5 TDCi y del propulsor 1.0 Ecoboost, comunicando también la llegada de un sistema de desconexión de cilindro para el pequeño Ecoboost, convirtiéndose en el primer tricilíndrico del mundo en ofrecer esta característica. 

Control de crucero adaptativo, control por voz mediante conversación con el sistema, asistente de cambio de carril, iluminación LED, luces de carretera automáticas...el nuevo Fiesta ofrecerá numerosos elementos hasta ahora nunca vistos en el pequeño utilitario, que llegará a los concesionarios a partir de la primavera de 2017.