Alfa Romeo

El Alfa Romeo Stelvio estrena dos nuevos motores, pero sólo uno llegará a España

El Stelvio es una de las grandes apuestas de Alfa Romeo para 2017. El primer SUV de la historia de la marca italiana tiene delante de él un terreno sin explorar por la firma del biscione, y, junto con el nuevo Giulia, conforma la base de una renacida Alfa Romeo tras años en la sombra. 

El Stelvio comparte plataforma y mecánicas con el Giulia, disfrutando de un diseño que claramente lo sitúa como uno de los SUV más atrayentes del mercado. Su interior ha sido pensado además para ofrecer un ambiente premium con el que competir con modelos de la talla del BMW X3 o del Audi Q5. 

Hasta el momento, el Stelvio se ha lanzado con tres motorizaciones. La de acceso es una diésel 2.0 de 210 CV, asociado irremediablemente a un sistema de tracción integral Q4 y a una caja de cambios automática de 8 relaciones. Si se prefiere gasolina, la única opción es un 2.0 turbo de 280 CV. 

Además, por encima se sitúa la alternativa más exótica, la variante QV, que monta un propulsor 2.9 V6 biturbo con nada más y nada menos que 510 CV, haciendo del Stelvio uno de los SUV más dinámicos y prestacionales del mercado. Sin embargo, este despliegue tiene su contrapartida, un precio de lanzamiento algo elevado. 

De hecho, la variante más económica hasta el momento tiene un precio en España que ronda, descuentos incluidos, los 45.000 euros, que ascienden hasta casi los 60.000€ si optamos por la variante "First Edition", exclusiva del motor de gasolina de 280 CV, que incluye a mayores una buena dosis de equipamiento extra. 

Ahora el Stelvio recibe un nuevo impulso con la incorporación de dos nuevos motores a su gama, un 2.0 diésel de 180 CV y un 2.0 gasolina turbo de 210 CV. De momento, sólo llegará a nuestro país el motor diésel, disponible en exclusiva con tracción trasera y cambio automático de 8 relaciones. 

Este motor será, previsiblemente, el que cope el grueso de ventas en nuestro país gracias también a un precio de salida menor que el de sus hermanos, mejorando así la aceptación de un SUV que lo tiene muy difícil, pero al que argumentos para competir en igualdad no le faltan.