“No importa el color del gato, lo importante es que cace ratones” (Deng Xiaoping).

La visita de Nancy Pelosi a Taiwán no se ha realizado precisamente en el entorno geopolítico más oportuno. Da la sensación de que los gobernantes del mundo están jugando a ver quién es más infantil, pero el motivo real que hay detrás en mi opinión es dar a entender a China algo así como “no voy a dejar que hagas con Taiwán lo que Putin con Ucrania”.

Pero ¿por qué? Los semiconductores (microchips) se utilizan en casi todos los sectores de la electrónica de consumo: coches, móviles, portátiles, videojuegos, microondas, neveras y un largo etcétera funcionan con el uso de chips integrados.

La empresa más importante en este negocio crítico es Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC). Controla el 84% del mercado de chips con los circuitos más pequeños y eficientes en los que se basan los productos y servicios de las marcas tecnológicas más importantes del mundo, desde Apple en Estados Unidos hasta Alibaba en China. Además, según The Economist, la desaparición de esta empresa supondría que el mundo retrocediese varias décadas en términos de tecnología aplicada a los semiconductores.

Biden firmó recientemente la ley CHIPS+, cuyo objetivo es aumentar la competitividad de la industria de microchips de EEUU, aliviar la dependencia de la Gran China y la escasez de microchips que se siente a nivel mundial. El coste del proyecto será de alrededor de 280.000 millones de dólares y una parte irá directamente a los fabricantes de chips estadounidenses durante los próximos cinco años para la expansión de instalaciones, así como para I+D.

En este gráfico de Statista, se puede ver que la Gran China (China continental, Hong Kong y Taiwán) controla la mitad de las exportaciones mundiales. Estados Unidos es el séptimo exportador del mundo en un mercado dominado por Asia.

En 1990, EEUU todavía producía casi el 40% a nivel mundial (y Europa, la misma cantidad). Sin embargo, el crecimiento de fábricas más baratas en Asia creó una tendencia que cambió el origen habitual de los semiconductores. Para el año 2000, Estados Unidos y Europa juntos contribuyeron sólo a un poco más del 40% de la fabricación mundial:

1 G.R.

Si rascamos un poco más, veremos el porqué de la visita de Nancy Pelosi a Taiwán a modo de “ni se os ocurra invadir la isla”. En esta infografía de Alto Nivel, se ve que la mencionada empresa taiwanesa TSMC fabrica más de la mitad de los microchips del mundo. Si sumamos la también taiwanesa United Microelectronics Corporation (UMC), seis de cada diez microchips del mundo se producen en Taiwán. Cualquier obstáculo relevante en la fabricación de semiconductores puede impactar a este mercado crítico para el planeta:

2 G.R.

Si además tenemos en cuenta que Apple es la empresa que más chips semiconductores compra en el mundo, entonces tenemos la respuesta completa a la tensión actual en torno a Taiwán. En este ranking de Statista, vemos que en el top 10 mundial comprador hay otras firmas estadounidenses también como por ejemplo Dell o Hewlett Packard:

3 G.R.

En este triple gráfico de The Economist, podemos comprobar varias cosas:

- En primer lugar, dada la escasez habida en el pasado reciente, las empresas de chips sacaron sus billeteras. TSMC y sus dos principales competidores, Intel de Estados Unidos y Samsung de Corea del Sur, invirtieron 92.000 millones de dólares de forma agregada el año pasado, un aumento del 73% en relación con 2019, y prometieron otros 210.000 millones de dólares durante los próximos dos años.

- En segundo lugar, las acciones de los fabricantes de semiconductores del mundo se han desplomado alrededor de un tercio este año. El que en mi opinión es el segmento de la tecnología más fascinante se ha convertido en una auténtica oportunidad de compra.

- Finalmente, las seis grandes empresas de semiconductores del mundo que más ingresos tienen provenientes de China son precisamente estadounidenses. Así que ojo con las represalias:

4 G.R.

Aprovechemos para repasar con esta sencilla infografía en cuántas ramas se divide la industria de los semiconductores. Básicamente: fabricación, diseño y software para diseño.

5 G.R.

Las empresas del gráfico anterior junto con las del siguiente elaborado por Investors Grow constituyen oportunidades de inversión a largo plazo muy atractivas. Si acaso, yo añadiría a las mencionadas en ambos gráficos algunas más como Analog Devices, Applied Materials, Kla, Entegris, ON Semiconductor, Marvell, Wolfspeed, Monolithic, NXP y MagnaChip:

6 G.R.

Da la impresión de que, en esta ocasión, Estados Unidos ha aplicado el famoso proverbio chino: “Debes ingresar a la guarida del tigre para atrapar a sus cachorros”.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ SWG Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información