"El que nunca ha aprendido a obedecer no puede ser un buen comandante".(Aristóteles)

La frase de apertura esta semana deja claro que el gran filósofo griego valoraba mucho la necesidad de que los que lideran sepan ponerse en el lugar de quienes son liderados.

Los alemanes elegirán a finales de este mes a su nuevo Gobierno. La cita electoral significará el fin del mandato de Angela Merkel, que decidió no participar en la contienda de este año. La que en mi opinión ha sido uno de los mejores gobernantes de la historia de Europa completa cuatro mandatos de cuatro años como canciller.

Estando en el poder, Merkel se convirtió en una de las mujeres más influyentes del planeta. A nivel nacional, se distinguió por su liderazgo valiente y su disciplinada gestión de las crisis económicas a veces en contra de su propio partido.

Durante su dilatada carrera, Merkel -o mutti ("mami"), como la llaman los alemanes- ha visto entrar y salir a muchos líderes mundiales. Se codeó con cuatro presidentes distintos de Estados Unidos, Francia, Brasil y México. Con cada uno de los mandatarios de China e India desde 2005, Merkel compartió más de siete años simultáneos en el poder. Veámoslo en esta infografía de Statista:

Pero no siempre un mandato tan duradero es sinónimo de democracia y calidad en la gestión de la economía. Más bien al contrario, suele darse en regímenes autoritarios.

Putin es uno de los pocos que ha visto entrar y salir a Merkel, es el líder con más años en activo de Rusia desde Stalin, que dirigió la Unión Soviética durante 10.636 días. Putin ha visto pasar a cinco presidentes estadounidenses. Este otro gráfico de la misma fuente anterior es muy ilustrativo al respecto, si bien es cierto que, al datar de 2017, hay que dejar claro que ahora lleva en el poder más de 8.000 días. A este ritmo, podría superar al mismísimo Stalin:

Llegar al poder no es fácil, de ahí que muchos se aferren al bastón de mando, aunque para ello tengan que cambiar la Constitución a su antojo, manipular las elecciones o simplemente no celebrar comicios para evitar perderlos.

Esta tendencia está especialmente marcada en muchos países africanos, que, tras independizarse de las naciones colonizadoras, han visto cómo los gobiernan dictadores a los que han sucedido presidentes igualmente autoritarios.

Este ranking de 2016 de Europa Press muestra que la lista la encabeza el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, que llegó al poder en un golpe de Estado contra su tío en 1979 y ha gobernado desde entonces la antigua colonia española. Ya lleva 42 años en el poder:

El siglo XX será recordado como uno de los siglos más sanguinarios de la historia, en gran medida, debido al auge del totalitarismo y las dictaduras militares.

El colonialismo, las Guerras Mundiales, el fascismo y los regímenes comunistas -en conjunto- acabaron con la vida de más de 120 millones de personas y es importante no olvidar a los responsables de dichas atrocidades.

Esta infografía de Infobae destaca a los 10 dictadores más salvajes de la historia en orden de cantidad de muertes atribuidas a su mandato:

Gandhi no se equivocó al afirmar: "Recordad que, a lo largo de la historia, siempre ha habido tiranos y asesinos, y por un tiempo, han parecido invencibles. Pero siempre han acabado cayendo. Siempre".

 

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información