El apocalipsis pandémico pasa de puntillas en el sector inmobiliario español. Esta crisis, afortunadamente para promotores y vendedores, no tiene nada que ver con la que sufrió ‘el ladrillo’ a partir de 2008. Más allá de las primeras negras previsiones, el precio de la vivienda en España no ha caído tanto.

Noticias relacionadas

La consultora Gesvalt ha presentado esta semana su ‘Informe de Precios de la Vivienda del 1er Trimestre de 2021’, donde refleja como primer titular la estabilidad del mercado residencial en nuestro país. En los primeros tres meses del año, el valor medio de la vivienda en España ha caído un 0,6% hasta 1,388 €/m2.

El informe de la consultora destaca que el precio de la vivienda en nuestro país ha mantenido la senda descendente que visto durante los tres trimestres anteriores, y que supuso el cambio de tendencia de crecimiento desacelerado de los últimos años.

Lérida vs. León

Al entrar en más detalle y analizar la evolución del precio de la vivienda en las provincias españolas, el informe de Gesvalt muestra que las mayores variaciones con respecto al mismo periodo del año pasado se registran en las regiones más pequeñas.

Así, destacan los incrementos de Lérida (+5%), Valladolid (+2,4%) y Huelva (+2%). Por el contrario, las que más bajan son Córdoba y León, empatadas con un retroceso del 5,1%; y Pontevedra, que reduce sus precios en un 4,5%.

Al cruzar los datos con el trimestre anterior (octubre-diciembre de 2020), aparecen otros nombres. Málaga y Cuenca comparten el primer lugar en las subidas con un 3,6%, mientras en el otro lado de la estadística aparecen Huesca (-2,9%) y Huelva (-2,2%).

Madrid y Barcelona, las referencias nacionales por su peso y población, viven tendencias opuestas. Mientras la capital del país refleja una subida en el precio de la vivienda del 1% interanual y del 2,2% intertrimestral, la provincia catalana registra una bajada del 0,7% interanual y un ligero incremento del 0,9% intertrimestral.

Las más caras y baratas

Donde la crisis no afecta tanto y manda más la ley de la oferta y la demanda es en la clasificación de las provincias con el metro cuadrado de vivienda más caro. Sospechosos habituales con un pequeño cambio.

Guipúzcoa (2.729 €/m2), Vizcaya (2.344 €/m2) y Baleares (2.324 €/m2) ocupan el podio nacional de las provincias con el metro cuadrado de vivienda más caro de España en el primer trimestre del año, según el informe de Gesvalt. Madrid queda relegada al cuarto lugar con 2.267 €/m2 y aquí salta la sorpresa.

Málaga entra en el Top-5 al registrar un precio de 2.019 €/m2, lo que representa una subida del 1,5% interanual y del 3,4% intermensual. La región andaluza vive un renacer de su mercado inmobiliario. Quien sale de los primeros cinco puestos es la provincia de Barcelona, pues el retroceso del 0,7% interanual antes mencionado fija el precio medio de la vivienda en 1.915 €/m2.

En el lado de las provincias más baratas para comprar una casa, los nombres tampoco cambian en exceso. Un total de 19 regiones españoles registran precios medios de la vivienda por debajo de 1.000 €/m2.

Lideran la lista por abajo tres provincias castellanomanchegas: Ciudad Real (687 €/m2), Cuenca (725 €/m2) y Toledo (780 €/m2). El descuento con respecto a las regiones más caras supera el 70%.