Bruselas

La Comisión Europea ha aprobado este miércoles el octavo contrato de compra conjunta de vacunas contra la Covid-19. El acuerdo permitirá a los Estados miembros adquirir hasta 60 millones de dosis de la vacuna contra la Covid-19 del laboratorio francés Valneva: 27 millones de dosis en 2022 y una opción de compra adicional de 33 millones de dosis para 2023. A España le corresponderían hasta 6 millones de dosis, el 10% del total. El contrato permite adaptar la vacuna a las nuevas variantes del virus.

Noticias relacionadas

Valneva es una empresa biotecnológica francesa que está desarrollando una vacuna de virus inactivado, fabricada a partir del virus vivo a través de la desactivación química. Se trata de una tecnología tradicional que se utiliza desde hace 70 años, con "métodos establecidos y un nivel elevado de desguridad", según destaca Bruselas.

La mayoría de las vacunas contra la gripe y muchas vacunas infantiles utilizan esta tecnología. Actualmente, es la única vacuna candidata de virus inactivado en fase de ensayos clínicos contra la Covid-19 en Europa. Los primeros datos de la fase 3 han mostrado resultados positivos, con una tasa de seroconversión de anticuerpos neutralizantes superior al 95% tras la segunda dosis. Pero Valneva todavía no ha pedido autorización a la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés).

"Estamos profundamente comprometidos con traer una solución alternativa de vacuna al mercado lo más rápido posible y continuamos trabajando incansablemente para lograrlo. Nuestros resultados de la fase 3 han confirmado las ventajas que a menudo se asocian con las vacunas inactivadas y seguimos creyendo que nuestra vacuna candidata diferenciada podría hacer una contribución importante a la lucha mundial contra la pandemia de Covid-19", ha dicho el director general de Valneva, Thomas Lingelbach.

"La vacuna de Valneva añade otra opción a nuestra extensa cartera, una vez que la EMA demuestre que es segura y eficaz", ha dicho la comisaria de Salud, Stella Kyriakides. "El contrato permite adaptar la vacuna a las nuevas variantes. Nuestra extensa cartera nos ayudará a luchar contra la Covid y sus variantes en Europa y fuera de ella", sostiene la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

El Ejecutivo comunitario ya ha firmado contratos de compra conjunta de inyecciones contra la Covid-19 con AstraZeneca, Janssen, BioNtech-Pfizer, Moderna, Novavax, CureVac y Sanofi. En los dos últimos casos, el contrato ha fracasado porque no hay vacuna. Por su parte, Novavax está todavía pendiente de recibir la luz verde de la EMA.

Bruselas sostiene que esta cartera diversificada garantiza que Europa esté bien preparada para la vacunación. Los Estados miembros pueden decidir donar la vacuna a países de renta baja y media o redirigirla a otros países europeos más golpeados por la actual ola de la pandemia.