Ocho de cada diez. Esa es la cifra de funcionarios públicos que escogen el modelo Muface. Un sistema con el que Unidas Podemos quiere acabar, tal y como recoge la Proposición No de Ley (PNL) que presentó el partido morado en el Congreso de los Diputados hace unos días. 

Noticias relacionadas

En España hay 2,2 millones de empleados públicos con derecho a elegir entre ser atendidos por el Sistema Nacional de Salud o por alguna de las aseguradoras privadas que le ofrece su mutualidad. De estos, 1,8 millones escogen el modelo Muface. Es decir, el 84% del total opta por este sistema de atención sanitaria privado

Las pólizas que se realizan a través de las mutualidades suponen el 16% sobre el número de asegurados de asistencia sanitaria total, según los datos recopilados en un informe elaborado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

De desaparecer el modelo Muface, las entidades aseguradoras se enfrentarían a una disminución de 1.500 millones de euros en su facturación. Este es solo uno de los efectos negativos que tendría eliminar este sistema, al que suma también la pérdida de 39.000 empleos del sector privado.

Además, de acuerdo con el informe del IDIS, este tipo de mutuas permiten un importante ahorro para la Administración. Concretamente, cada mutualista 'cuesta' al Estado 451 euros menos que si fuera atendido en la sanidad pública. Esto supone un recorte del coste del 33% por paciente y un ahorro anual total estimado en unos 800 millones de euros.

Opción de cambio

El concierto de Muface contempla, además, dos periodos que dan opción a los funcionarios a cambiar su sistema de atención sanitaria o de aseguradora. Los últimos datos publicados por esta mutualidad, correspondientes al periodo de enero de 2021, constatan un descenso de las solicitudes. Se produjeron un total de 15.299 modificaciones frente a las 27.638 de 2020, es decir, un 44,6% menos, "lo que pone de manifiesto la estabilidad del sistema", explica Muface.

El siguiente periodo de modificaciones se produce en el mes de junio. Aunque todavía no hay datos oficiales, la previsión es que no se hayan producido muchos cambios, según ha podido saber EL ESPAÑOL/Invertia. 

Próximo concierto de Muface

Precisamente sobre el próximo concierto están negociando el Ministerio de Hacienda y Función Pública y los proveedores de salud. 

Tal y como ha publicado este periódico, la propuesta del departamento de María Jesús Montero pasa por incrementar un 6,8% las primas que cobrarían las empresas que se adhirieran al nuevo concierto, que tendría una duración de dos años.

Miquel Iceta y María Jesús Montero.

Esta propuesta queda muy lejos de la que, antes de la crisis de Gobierno, dejó sobre la mesa de Hacienda el exministro de Función Pública, Miquel Iceta. El ahora ministro de Cultura ofreció un incremento del 11% y un convenio con validez de tres años. Una oferta que se acercaba más a los intereses de las aseguradoras. 

Con los dobles dígitos ofrecidos, los antiguos responsables de Función Pública querían compensar a las empresas participantes en Muface por los costes 'extra' que habían venido asumiendo por la Covid.

Cabe recordar que la última subida de las primas de Muface había sido solo del 4,5%. Con todo, Hacienda está abierta a negociar, según fuentes cercanas a la negociación.