El mantra de "vacunar, vacunar, vacunar" va quemando etapas. España ha logrado este lunes superar el umbral de los cinco millones de vacunados contra la Covid-19, precisamente la previsión que el Gobierno se había marcado para esta semana, la del 3 de mayo. Todo a pesar de los 17.170 casos bajo sospecha de pacientes que han alertado de posibles efectos adversos tras ser vacunados.

Noticias relacionadas

Con datos de este lunes, casi 5,1 millones de españoles han sido vacunados ya con la pauta completa tras haberse administrado más de 17,13 millones de dosis, apenas millón menos del total de dosis entregadas para el proceso de vacunación, que se sitúan en 17,61 millones, según revela el Ministerio de Sanidad.

La mayoría de españoles que tienen ya la pauta completa de vacunación administrada han recibido la de Pfizer (4,58 millones), mientras que 385.751 están en los mismos términos con la vacuna de Moderna y otros 130.664 con la de Janssen.

En el caso de AstraZeneca, solamente han recibido la pauta completa 283 españoles, dato que se explica dado que la campaña de administración de esta vacuna se interrumpió como medida de prevención por los casos de trombosis y pese al pronunciamiento de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que reafirmó hace unos días la seguridad de la vacuna y sigue recomendando aplicar la segunda dosis.

En todo caso, estas cifras se alinean con los objetivos prometidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace ahora casi un mes, cuando avanzó que la semana del 3 de mayo unos cinco millones de españoles habrían recibido ya la pauta completa de la vacunación.

El calendario anunciado por el presidente del Ejecutivo marca el próximo hito a alcanzar para el próximo 15 de julio, cuando se estima que 25 millones de personas estarán vacunadas. Todo con la vista puesta en finales de agosto, para cuando el Gobierno espera haber inmunizado al 70% de la población, es decir, unos 33 millones de personas.

Casos sospechosos

Con todo, la vacuna de AstraZeneca no es la única que registra casos sospechosos de pacientes que han declarado posibles efectos secundarios de la vacuna. En España, a fecha de este lunes, hay 17.170 casos de pacientes en esta situación tras habérseles administrado dosis de AstraZeneca, Pfizer o Moderna, de acuerdo con los datos registrados en la base de datos europea. De la vacuna de Janssen, que lleva poco tiempo siendo administrada, por el momento no se han declarado posibles casos adversos en este país.

De ese total, corresponden a la vacuna de AstraZeneca unos 4.710 casos. España es el sexto país con más registros, por detrás de Países Bajos (23.726), Francia (12.892), Italia (12.020), Austria (6.857) y Noruega (5.366). En la actualidad hay 83.666 pacientes que han declarado la posibilidad de sufrir efectos adversos de esta vacuna en Europa.

Son las dosis de Pfizer, las primeras que se empezaron a administrar en España, las que acumulan el mayor número de sospechas de casos con efectos secundarios, 10.683. España es el cuarto país con más casos de este tipo, solo por detrás de Italia (41.341), Francia (16.461) y Países Bajos (16.106). En toda Europa hay 127.850 casos.

También Moderna acumula casos de este tipo en España, concretamente 1.777. En este caso, este país es el segundo que más registra, solo por detrás de Países Bajos, que tiene 3.760 casos. En Europa, estos casos suman 

El tramo de edad que más sospechas de efectos secundarios registra, como es lógico, es el de entre 18 y 64 años, especialmente en el caso de AstraZeneca (79,8%), pero también en el de Pfizer (75,3%) y Moderna (60,4%).