Eduardo Ortega Socorro Mercedes Rivera

Rusia ha anunciado este lunes que ha firmado acuerdos con España -y otros países de la Unión Europea- para producir su vacuna contra la Covid-19 Sputnik V. En el caso de nuestro país, según ha podido saber Invertia, el Fondo Ruso de Inversión Directa está negociando con el Grupo Zendal

Noticias relacionadas

Aunque la compañía gallega no ha querido revelar la buena marcha o no de estas negociaciones, es una de las pocas fábricas de antígenos españolas -y de Europa- con capacidad de producir vacunas desde cero. 

Por esta razón, la empresa está teniendo una alta demanda y, según ha podido confirmar este periódico, estaría negociando con varios laboratorios para la producción de vacunas dentro de la Unión Europea.

Cabe recordar que la gallega Biofabri, integrada en el Grupo Zendal, ya tiene un acuerdo con Novavax para fabricar el antígeno que está desarrollando esta compañía para su distribución en la Unión Europea.

Además de en España, el fondo ruso de inversión también está en conversaciones con otros países de la Unión Europea para incrementar la producción de su vacuna contra el coronavirus. 

En concreto, ya ha firmado un acuerdo con un laboratorio italiano para fabricar 10 millones de dosis de Sputnik V que estarán disponibles a finales de 2021.

También con Alemania ha habido conversaciones. Según publicó el diario Die Welt, el país presidido por Vladímir Putin ha consultado a la empresa farmacéutica alemana IDT Biologika acerca de la fabricación de su antígeno en sus instalaciones.

Sanidad no tiene constancia

Aunque Rusia ha confirmado en varias ocasiones estar en negociaciones con laboratorios españoles para producir su antígeno contra el coronavirus, desde el Ministerio de Sanidad no tienen constancia de que se haya formalizado ningún contrato.

Desde el departamento que dirige Carolina Darias, explican a Invertia que “ya se han hecho públicos acuerdos con varias empresas europeas y están en conversaciones con varios laboratorios en la Unión Europea”. Aunque, de momento, no es el caso de España.